Watchmen

Watchmen aparece en todas las listas que circulan de “mejores novelas gráficas de la historia”, es decir, de la segunda mitad del S. XX.

No termino de entender la diferencia entre novela gráfica y cómic, pero eso importa poco. Esta obra de Alan Moore (guión) y Dave Gibbons (dibujos), de 12 números (un total de casi 500 págs), fue publicada en 1986 y existe traducción en disponible castellano, incluso en la mula.

Es una historia de megalomanía utópica protagonizada por unos superhéroes bastante humanos (demasiado humanos, como diría Nietzsche). En realidad sólo hay un personaje con superpoderes, el resto son atletas inteligentes disfrazados. La historia que cuenta está bien, aunque es densa y en algunos momentos algo desagradable.

Me ha llamado la atención los recursos narrativos: además de las viñetas, hay trozos de libros, cartas, anuncios, cómics dentro del cómic, historias cruzadas, viñetas con un texto que habla de algo distinto y a la vez similar de lo que muestra el dibujo, etc; todo un mosaico de posibilidades bastantes expresivas. La historia no es para niños. Hay violencia, sexualidad, brutalidad y pesimismo. No se trata de Los cuatro fantásticos, ni El Capitán América, ni Spiderman. No llega a ser tan cáustico y desagradable como los episodios de Sin City de Miller, pero no lo recomendaría a cualquier paladar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario