Roth y sus escritores

Sigo adelante con mi judío favorito. Ahora es el turno de El oficio: un escritor, sus colegas y sus obras (2001).

Como era de esperar, nada de chorradas. Roth no pregunta a sus amigos escritores “¿Tu color preferido, sientes pavor ante la página en blanco, cuales son los fetiches que adornan tu mesa, escribes a pluma o en ordenador, necesitas escribir, tus escritores favoritos, tus traumas infantiles, el nombre de tu perro?” Roth sólo habla de cosas serias: política, sexo, religión, libertad, Kafka, censura, judaísmo, comercialización de la cultura, la responsabilidad del escritor. Resultan unas entrevistas muy inteligentes, profundas, esclarecedoras. Es la primera división.

Algo que no puede evitar Roth es su fijación con lo judío. Así, todos los escritores leídos-analizados-entrevistados coinciden, además de en la calidad, en eso. Aharon Appenfeld, Ivan Klima, Bruno Schulz, Bellow, Bashevis Singer, Primo Levi, etc. Las únicas excepciones (creo) son las dos mujeres: Mary McCarthy y Edna O’Brien.

Salvo de Bashevis Singer, Bellow y Levi, no conozco nada de todos los demás. De algunos ni el nombre, hasta ahora. Siempre pasa esto con este tipo de libros-cereza, llevan enganchados otros y otros.

Autor: Javier Cercas Rueda

En 1965 nací en Sevilla, donde he vivido casi treinta años con un pequeño paréntesis de cuatro en Jerez. En 1994 me trasladé a Granada, donde sigo desde entonces. Estudié Economía general, he vivido once años de mi vida en Colegios Mayores, y desde 1995 hago crítica de libros y he mantenido diferentes relaciones con el mundo de la comunicación. Entre las cosas que me hacen más feliz están mi familia, mis amigos, los libros que he leído y haber subido en bici el Galibier. AVISO IMPORTANTE Conviene volver a recordar que el autor de estas entradas, Francisco Javier Cercas Rueda (Sevilla, 1965), que firma sus escritos como Javier Cercas Rueda (en la foto a la derecha) y José Javier Cercas Mena (Ibahernando, Cáceres, 1962), que firma los suyos (como Soldados de Salamina) como Javier Cercas, somos dos personas distintas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *