Wilde oral

Del cerdo, hasta el rabo.

Pues eso pienso yo de Wilde. Se me ocurren varios peros importantes al personaje, pero siempre he terminado perdonándoselo todo al final.

Ahora se publican unos cuentos orales.

Esto explica El Cultural:

Oscar Wilde, El buen conversador
Atalanta publica “El arte de conversar”, con sus mejores cuentos orales, inéditos en España
Decía Oscar Wilde (Dublín, 1854-París, 1900) que su verdadera tragedia era haber puesto “mi genio en la vida y sólo el talento en mis obras”. Consagrado al arte efímero de la conversación, Wilde se convirtió en su mejor personaje, y la vida en sociedad, en su más deslumbrante y despiadada creación. No hay obra wildeana que supere frases como “Discúlpeme, no le había reconocido, ¡he cambiado tanto!”; “¿Cómo tener confianza en una mujer que le dice a uno su verdadera edad? Una mujer capaz de decir esto es capaz de decirlo todo”, o “Experiencia es el nombre que damos a nuestras equivocaciones”. Además, cuenta la leyenda que el escritor jamás desaprovechaba una ocasión de seducir a sus oyentes con un buen cuento improvisado. Algunos acabó publicándolos, pero la mayoría se hubiera perdido sin sus amigos, que los fueron trascribiendo. Inéditos en España, la perversa ingenuidad, el ingenio al rojo vivo de los mejores relatos orales de Oscar Wilde se apodera hoy de El Cultural gracias a El arte de conversar, que Atalanta lanza la próxima semana en edición de Roberto Frías.

Y aquí pueden leer algunos de ellos.

Autor: Javier Cercas Rueda

En 1965 nací en Sevilla, donde he vivido casi treinta años con un pequeño paréntesis de cuatro en Jerez. En 1994 me trasladé a Granada, donde sigo desde entonces. Estudié Economía general, he vivido once años de mi vida en Colegios Mayores, y desde 1995 hago crítica de libros y he mantenido diferentes relaciones con el mundo de la comunicación. Entre las cosas que me hacen más feliz están mi familia, mis amigos, los libros que he leído y haber subido en bici el Galibier. AVISO IMPORTANTE Conviene volver a recordar que el autor de estas entradas, Francisco Javier Cercas Rueda (Sevilla, 1965), que firma sus escritos como Javier Cercas Rueda (en la foto a la derecha) y José Javier Cercas Mena (Ibahernando, Cáceres, 1962), que firma los suyos (como Soldados de Salamina) como Javier Cercas, somos dos personas distintas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *