La catedral del mar

Como La sombra del viento, un auténtico long-seller en nuestro país.

Lo positivo

1. El personaje de Arnau tiene garra. Es una buena persona, te cae bien, consigue interesarte. Te compadeces de las injusticias que sufre, te emocionas viéndole cargar su primera piedra, admiras su sentido de la amistad, su lealtad y generosidad, valoras su sencilla piedad cristiana y su cariño a la Virgen. Baxai, soldado, cambista, rico o pobre, siempre es el mismo.

2. El trabajo de Falcones de intentar reflejar toda una época. Se ciñe mucho a Barcelona y lo catalán, pero salen muchas cosas: leyes, arquitectura, costumbres, urbanismo, modos sociales, judíos, política, asuntos militares, gremios, la peste, oficios,…

Lo negativo

1. La presentación tópica, ridícula y malintencionada de la Iglesia como institución y, en particular, de la Inquisición. Hay piedad personal en muchos personajes y pastores ejemplares, pero el conjunto queda bastante desfigurado.

2. El feudalismo es presentado en su peror cara, sin matices. No se aprecia un esfuerzo de contextualización. Abusos, violencia, humillación de la mujer,…son cosas, es cierto, que las mires por donde las mires… pero me ha dado la impresión de un uso oportunista y efectista poco serio, aunque estemos hablando de una novela.

Autor: Javier Cercas Rueda

En 1965 nací en Sevilla, donde he vivido casi treinta años con un pequeño paréntesis de cuatro en Jerez. En 1994 me trasladé a Granada, donde sigo desde entonces. Estudié Economía general, he vivido once años de mi vida en Colegios Mayores, y desde 1995 hago crítica de libros y he mantenido diferentes relaciones con el mundo de la comunicación. Entre las cosas que me hacen más feliz están mi familia, mis amigos, los libros que he leído y haber subido en bici el Galibier. AVISO IMPORTANTE Conviene volver a recordar que el autor de estas entradas, Francisco Javier Cercas Rueda (Sevilla, 1965), que firma sus escritos como Javier Cercas Rueda (en la foto a la derecha) y José Javier Cercas Mena (Ibahernando, Cáceres, 1962), que firma los suyos (como Soldados de Salamina) como Javier Cercas, somos dos personas distintas.

2 opiniones en “La catedral del mar”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *