Neologismos


Guillermo Cabrera Infante en Tres tristes tigres.

Maniluvios con ocena fosforecen en repiso. Catacresis repentinan aderezan debeladas Maromillas en que aprietan el orujo y la regona. Y esquirazas de milí rebotinan el amomo. ¿No hay amugro en la cantoña para especiar el gliconio?

Julio Cortázar en Rayuela.

Volposados en la cresta del murelio, se sentían balparamar, perlinos y márulos. Temblaba el troc, se vencían las marioplumas, y todo se resolviraba en un profundo pínice, en niolamas de argutendidas gasas, en carinias casi crueles que los ordopenaban hasta el limite de las gunfias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

One thought on “Neologismos

Deja un comentario