Zuckerman renovado

 

El escritor Nathan Zuckerman tiene ya setenta años y lleva más de diez apartado del mundo, escribiendo y pensando en su cabaña del campo. Vive lejos de todo lo que no puede soportar y es incapaz de alterar. Sólo regresa por unos días a Nueva York para una intervención médica que puede mejorar su maltrecho estado físico. Tres personajes se cruzan con él y hacen tambalear su sólido deseo de apartamiento: Amy Bellette, la que acompañara en sus últimos cuatro años a su admirado escritor Lonoff; Jaime, una escritora treintañera que despierta en él deseos que creía olvidados para siempre; y Kliman, joven impetuoso y seguro de sí mismo que pretende escribir la biografía de Lonoff. Entre los tres provocan un intenso empeño de “renovación” en el escritor.

Así empieza la reseña que he preparado para Aceprensa.El libro está bastante bien, sin llegar al nivel de sus mejores novelas. Roth sigue dando vueltas a sus preocupaciones: el sexo, la política, la escritura y el judaísmo. A estos temas cardinales se añade últimamente la vejez y la decrepitud (Patrimonio, El animal moribundo, Elegía). Roth tiene una alta consideración de la literatura y siempre escribe para reflexionar, esta vez sobre la supuesta quimera de la concordia humana, sobre si la defensa del arte puede poner en peligro la dignidad de vida, el alcance que debe otorgarse a los poderes públicos, el papel de los instintos o el final de la vida. ¿Será la despedida de Zuckerman, alter ego de Roth en edad, oficio y origen? En las reseñas que les dejé pueden leer a Rodrigo Fresán analizando muy bien las relaciones Roth/Zuckerman en los nueve libros donde este aparece y a Juan Manuel de Prada, desde su admiración rendida, avisando sobre las debilidades de los últimos libros de Roth.

Autor: Javier Cercas Rueda

En 1965 nací en Sevilla, donde he vivido casi treinta años con un pequeño paréntesis de cuatro en Jerez. En 1994 me trasladé a Granada, donde sigo desde entonces. Estudié Economía general, he vivido once años de mi vida en Colegios Mayores, y desde 1995 hago crítica de libros y he mantenido diferentes relaciones con el mundo de la comunicación. Entre las cosas que me hacen más feliz están mi familia, mis amigos, los libros que he leído y haber subido en bici el Galibier. AVISO IMPORTANTE Conviene volver a recordar que el autor de estas entradas, Francisco Javier Cercas Rueda (Sevilla, 1965), que firma sus escritos como Javier Cercas Rueda (en la foto a la derecha) y José Javier Cercas Mena (Ibahernando, Cáceres, 1962), que firma los suyos (como Soldados de Salamina) como Javier Cercas, somos dos personas distintas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *