Bennett

BennettTenía ganas de leer algo de Bennett y, mira por donde, cae en mis manos su última novelita, Una lectora nada común. En Aceprensa, si están suscritos, pueden leer la reseña completa. La Reina de Inglaterra se aficiona a la lectura dirigida por un pinche de cocina. Un librito que merece la pena.

Hay reflexiones interesantes sobre la lectura, como estas:

* Diferencia entre leer sobre algo y ser aleccionado en algo.
* Escribir es hacer, leer no.
* La lectura como un pasatiempo excluyente y elitista.
* Incógnito. Todos somos iguales ante un libro.
* ¿Hay que optimizar el tiempo de lectura? (leer cosas útiles).
* “Nunca estaba enfadada, no en vano tenía su libro” (¿no les pasa lo mismo?).

El lavaplatos que introduce a la Reina en el mundo de los libros es gay. Bennett también señala la condición gay de algunos de los escritores que se mencionan a lo largo del libro. No sé qué quiere decir esto, pero lo anoté porque me llamó la atención.

Aprendo (tarde) esta palabra:
“Opsímata” = persona que aprende tarde en la vida.

Autor: Javier Cercas Rueda

En 1965 nací en Sevilla, donde he vivido casi treinta años con un pequeño paréntesis de cuatro en Jerez. En 1994 me trasladé a Granada, donde sigo desde entonces. Estudié Economía general, he vivido once años de mi vida en Colegios Mayores, y desde 1995 hago crítica de libros y he mantenido diferentes relaciones con el mundo de la comunicación. Entre las cosas que me hacen más feliz están mi familia, mis amigos, los libros que he leído y haber subido en bici el Galibier. AVISO IMPORTANTE Conviene volver a recordar que el autor de estas entradas, Francisco Javier Cercas Rueda (Sevilla, 1965), que firma sus escritos como Javier Cercas Rueda (en la foto a la derecha) y José Javier Cercas Mena (Ibahernando, Cáceres, 1962), que firma los suyos (como Soldados de Salamina) como Javier Cercas, somos dos personas distintas.

Un comentario en “Bennett”

  1. Lo compré el viernes pasado. Me alegra que sea bueno. Tengo por delante “Suite inglesa” de Julien Green, que es cortito pero hay que leerlo despacio. Un saludo

Deja un comentario