En francés

Me pide un amigo, profesor de francés, sugerencias para elegir un texto que lean en francés sus alumnos durante un curso escolar: un texto no largo, para un adolescente, que coja. Repaso las cosas que he leído de escritores franceses y me sale esta lista:

ANONYME, La canción de Roldán, S. XI
TROYES, Chrétien de, Lanzarote, El caballero de la carreta, 1177
LA FONTAINE, Jean de, Fábulas, 1668
MOLIERE, El enfermo imaginario, 1673
CHATEAUBRIAND, François-René de, René. Atala 1802
BALZAC, Honoré de, Eugenia Grandet, 1833
MERIMEE, Prósper, Carmen, 1845
VERNE, Jules, Miguel Strogoff, 1875
FLAUBERT, Gustave, Tres cuentos, 1877
ROSTAND, Edmond, Cyrano de Bergerac, 1897
ALAIN-FOURNIER, Henri, El gran Meaulnes, 1913
LEBLANC, Maurice, Arsenio Lupin, caballero ladrón (en la foto)
PAGNOL, Marcel, Memorias (1) La gloria de mi padre, 1957
PAGNOL, Marcel, Memorias (2) El castillo de mi madre, 1958
GAUDE, Laurent, El sol de los Scorta, 2005

Con todas las limitaciones impuestas, hay que descartar los pensadores del XVII, los novelones folletinescos del XIX, las experimentaciones y existencialismos de principios del XX, en fin, casi todo. Aún así, en la lista no hay ninguno que esté mal; todos, por una cosa u otra, merecen la pena.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

6 thoughts on “En francés

  1. Gracias por ampliar y mejorar la lista. De acuerdo por completo con Nemirovski. Soy de los que se le atragantó la historia de Barbery. Ya la comenté en Aceprensa, y creo que también aquí, por lo que no me repetiré.

    ¡Bienvenida al blog María!

  2. Como profesora de francés y un poco harta de los clásicos de literatura escolar: Le petit Prince y Le petit Nicolas, este año leeremos en 2º de bachillerato Le Bal de Irene Nemirovsky ¿ventajas? : es breve (menos de 100 págs) y de una autora recientemente descubierta. Espero hacer pensar a los adolescentes sobre las relaciones entre padres e hijos. Veremos el resultado.
    Hablando de literatura francesa: La elegancia del erizo de Muriel Barbery , a mí me ha encantado pero sé de gente que no ha podido con él, para mí ha sido refrescante y lleno de ironía.
    Por último, todavía no lo he visto en castellano traducido, el último premio Renaudot:Daniel Pennac: Chagrin d’école. Una reflexión sobre la enseñanza a su estilo ¿por qué será que sólo son capaces de analizar la enseñanza aquéllos que ya no son del gremio ?

Deja un comentario