La pared vacía

Elisabeth Sanxay Holding (NY) (1889-1955) fue una escritora norteamericana que firmó 18 novelas de crimen y misterio. La pared vacía (1947) fue alabada por Chandler y Hitchcock.

Es la estampa típica de familia norteamericana feliz de clase media. Pero sólo en las apariencias. Lucia está a cargo de sus hijos, Bee y un varón. Vive con ellos el abuelo. El papá está ocupado fuera, en la 2ª Guerra Mundial. Un tipo que pretende seducir a Bee resulta muerto. Lucia hace todo lo que está en su mano para que su familia no resulte implicada. Hay un chantaje de por medio y algún que otro muerto más.

Lucia es insegura y piensa que falla como madre y como ama de casa. Su hija quiere ser cualquier cosa en la vida menos algo parecido a su madre. Hay cosas de fondo interesantes en la novela, aunque esa cuestión no es igual plantearla en 1947 que en 2008. Ha llovido mucho. Otro asunto, que, éste sí, no ha cambiado, es que uno sabe siempre que hay cosas que no se deben hacer, que están mal, aunque nos convengan los resultados. Es gratificante, y raro, leer esto en una novela.

El libro está bien aunque resulta algo soso. No es tan trepidante como promete la publicidad de Lumen, que, como siempre, hace una bellísima y elegante edición.

Autor: Javier Cercas Rueda

En 1965 nací en Sevilla, donde he vivido casi treinta años con un pequeño paréntesis de cuatro en Jerez. En 1994 me trasladé a Granada, donde sigo desde entonces. Estudié Economía general, he vivido once años de mi vida en Colegios Mayores, y desde 1995 hago crítica de libros y he mantenido diferentes relaciones con el mundo de la comunicación. Entre las cosas que me hacen más feliz están mi familia, mis amigos, los libros que he leído y haber subido en bici el Galibier. AVISO IMPORTANTE Conviene volver a recordar que el autor de estas entradas, Francisco Javier Cercas Rueda (Sevilla, 1965), que firma sus escritos como Javier Cercas Rueda (en la foto a la derecha) y José Javier Cercas Mena (Ibahernando, Cáceres, 1962), que firma los suyos (como Soldados de Salamina) como Javier Cercas, somos dos personas distintas.

2 opiniones en “La pared vacía”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *