Basta de gulags

Me ha dicho poco la pérdida de Solyenitzin. Literariamente, quiero decir. Lamento la pérdida humana pero siempre he pensado que es un escritor de prestigio exagerado, de fama inflada por razones extraliterarias. Compadezco todo lo que sufrió y admiro su deseo de contarlo, pero de ahí a la gloria literaria…

Sólo he leído (y en diagonal) su Archipiélago Gulag. Me pareció una obra repetiva, excesiva, agotadora, llena de odio, exagerada. No es que no contara cosas ciertas, es que no necesito que me repitan algo treinta veces para enterarme, y menos a gritos. Tiendo a dar poco crédito a los exaltados.

A lo mejor algún día leo algo más de sus cosas, aunque asegurándome antes de que habla de otro tema. Estoy un poco cansado de totalitarismos del S. XX, sean de un signo o de otro.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

6 thoughts on “Basta de gulags

  1. Bien, no estoy en absoluto de acuerdo con lo que dices: Solzhenitsin me parece un gran escritor (El primer círculo es una gran novela, por ejemplo; Pabellón de Cáncer es auténticamente conmocionante, fuera de culaquier referencia política, simplemente como descripción de la enfermedad y de la condición humana ante el dolor).
    Bien, hasta ahí es cuestión de gustos, como considerar que el Archipiélago sea una obra pesada y repetitiva: no es una novela, es una obra testimonial sobre el sufrimiento, así que no hay que ir a ella a ‘entretenerse’ (ya me entiendes), sino a aprender.
    En lo que no estoy en absoluto de acuerdo es 1. en que sea una obra llena de odio; 2. en que Zolzhenitsin fuera un exaltado.
    Y puedo entender el cansancio en el tema ‘Totalitarismos’, aunque no lo comparto (sí en lo que dice Jesús Sanz de los productos edulcorados recientes: Pijama, etc.).
    Saludos

  2. He suprimido el comentario anterior de Carlos. No está de acuerdo con mi impresión sobre este autor, lo cual me parece bien, pero lo expresa de manera inadecuada.

Deja un comentario