Emma, de Jane Austen

La lectura de Emma, de Jane Austen, me produce impresiones encontradas.

Lo primero, más fuerte y más sincero es que se me ha hecho pesado. Si eso ya falla en un libro, todo lo que busques después queda desacreditado.

Pesado por el tema. Gente rica y ociosa cuyas principales preocupaciones y temas de conversación son si el cutis de ella es más o menos blanco, si la posibilidad de resfriarse en un paseo es mucha, poca o alguna, si hacemos o no ese baile y, en caso positivo, si en un salón o en dos. Esto es inaguantable durante quinientas páginas.

Pesado por el estilo. Casi todos hablan de un modo pomposo, engolado, artificioso y cursi, a veces construyendo frases que hay que leer dos veces para entenderlas.

Dicho esto, está el hecho de que lo he terminado, y esto es porque me caían bien Emma y sobre todo, el señor Knightley, y quería saber como quedarían finalmente emparejados. Emma es una metomentodo simpática y bienintencionada y él otro es casi la única persona “normal” de la novela.

Austen es buena en el retrato de caracteres aunque resulta algo reiterativa: las pesadas parrafadas de la señorita Bates, las increíbles obsesiones del padre de Emma con el estado del tiempo y las corrientes, etc.

Austen tiene su tempo para ir diciendo las cosas y desgranado la historia. No son libros para leer de diez en diez minutos. Su personajes son ricos sin ocupaciones urgentes y sin TV para quienes una carta, un baile, un paseo o una visita lo son todo.

He leído este libro con esfuerzo y atención, buscando qué es lo que atrae tanto de Austen a algunos escritores. Lo que he encontrado no me convence mucho, seguramente porque no he sabido mirar bien. Por ahora, me parece que George Eliot tiene más entidad como escritora.

Seguiremos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

12 thoughts on “Emma, de Jane Austen

  1. Estoy a la mitad de el libro de Emma y hasta ahorita me parece una buena novela, quizá no muy profunda pero muy interesante, para nada me parece pesada, difícil de entender tampoco, ¿Arqueológico?,mucho menos.Me parece una joya que a mi punto de vista es de un gran valor independientemente del tiempo “moderno” en el que vivimos, esta escrito con una delicadeza y una finura exquisita, es verdad que muchos de sus personajes parecen ser personas superficiales y vanas, pero quizá es porque nos cuesta trabajo comprender las costumbres inglesas del siglo XVIII y principios del siglo XIX, Esta novela nos muestra la vida cotidiana de un grupo de personas que conviven entre ellas diariamente, lejos de la ficción nos presenta la vida tal cual era en aquel tiempo, las ideas de la mujer de aquellos siglos y su mayor preocupación en la vida: Conseguir un buen marido para así asegurar su futuro y tener mayor valor ante la sociedad. Lo que mas me encanta de las novelas de Jane Austen, ademas de la ironía y el sarcasmo que emplea en sus argumentos, lo cual resulta incomprensible para muchas personas, es la manera en la que se desarrollan sus novelas y el entorno en el cual por lo general se desenvuelven, no son historias con gran acción y aventuras, son historias de argumentos, de pensamientos, de costumbres, su trama es mas bien centrada en los ideales de sus personajes y en sus respectivos y diferentes puntos de vista, sus personajes no son personajes huecos, son personajes con esencia, con inteligencia, la mayoría con principios, valores y costumbres muy arraigadas, personas cultas, muchos de ellos vanidosos, orgullosos, pero siempre educados y sin perder la cordialidad. En la mayoría de sus novelas se resaltan mucho los valores, cosa que hoy en día se han perdido por completo, la buena educación así como la importancia de cultivar las buenas virtudes tanto morales como intelectuales, probablemente todo esto y mucho mas sea la causa de que a muchas personas les resulte pesado de procesar o pesado de asimilar, las novelas de Jane Austen son como un manjar selecto que muchos pueden probar, incluso comer, pero no cualquier persona puede digerir.

  2. Lo siento, Javier, pero no estoy para nada de acuerdo con tu reseña de Emma. He de comenzar diciendo que Jane Austen es una de mis escritoras favoritas; me encanta la Regencia y la Época Victoriana inglesa, tanto a nivel literario como a otros niveles. Lo del lenguaje pomposo ya ha sido comentado por algunos de tus lectores… así que poco más que decir. Te recomiendo que leas Persuasión; es muy muy buena, pero necesita, como dice Alejandro, que la leas con amor por esa época y te pongas en situación en cuanto a las costumbres y situación de las mujeres de esa clase y en esos tiempos. De otro modo…
    Un saludo,

  3. Adelante con Persuasión, es una obra excelente. Yo creo que Austen es de lo mejor del siglo XIX inglés. Sólo hay que poner un poco de amor por la época y disfrutar con la forma de expresarse de los personajes, ya que todo está en el estilo. Si intentásemos disfrutar del Quijote sin saborear el modo de expresarse de los personajes fracasaríamos.

  4. Quizá debieras haber comenzado con Orgullo y Prejuicio. Emma, se me hizo un poco pesada, y en cuanto a Sentido y Sensibilidad creo que ciertos personajes de la versión cinematográfica de Ang Lee tienen un perfil más interesante de lo que se muestra en la novela (imagino que gracias a la adaptación de Emma Thompson). Mi favorita es Orgullo y Prejuicio con diferencia.

  5. De acuerdo en general: hijo de su tiempo, buena descripción de la psicología femenina (y de la masculina,añado)…y un poco arqueológico.

    De Eliot he comentado Middlemarch en una entrada de no hace mucho. Lo puedes buscar fácilmente.

  6. Un libro es de su tiempo, claro. Peri si sólo es de su tiempo, corre peligro de caer en el dominio de la arqueología. Entonces lo metemos a una vitrina y lo admiramos desde la distancia. Igual que un libro no tiene sólo valor histórico, un libro no tiene sólo valor técnico, la habilidad para describir psicologías es perfectamente compatible con ser un coñazo insufrible. No he leido a Austen por miedo a precisamente lo mismo que habla Javier.

    Javier, ¿has comentado algo de Eliot en el blog? ¿O podrías comentar tu favorito? Tengo un problema terrible con la literatura femenina, cada vez que intento algo me aburro como una ostra, creo que sólo he aguantado Cumbres Borrascosas. Virginia Woolf me pareció muy pesada. (A lo mejor lo que debería hacer es cambiar de siglo, o país).

  7. Creo que en un libro no hay que buscar lo que no tiene. Jane Austen describe fantásticamente bien la psicología femenina. En un entorno que no es el nuestro actual. Pero los tipos descritos sí responden a la naturaleza humana, que no cambia.

  8. En atención a la primera parte de la crítica: creía que Emma fue escrito a principios del siglo XIX. Probablemente me equivoque, pero creo que en el Quijote también se leen parlamentos pomposos y engolados. Cada libro es hijo -en parte, al menos- de su tiempo, ¿no?

Deja un comentario