Beigbeder

Ultimo inventario antes de liquidación (2001)
Anagrama (2002)

Es el típico libro que, tarde o temprano, termino leyéndome.

En el 2000, FNAC y Le Monde preparan un cuestionario para elegir los 50 libros del S. XX. 6.000 franceses votan una lista inicial de 200, elaborada por libreros y críticos, y Beigbeder va comentando uno a uno los 50 seleccionados. La lista indica una prelación, de mayor (el 1) a menor (el 50) número de votos.

Estas listas democráticas tienen un interés relativo. Los sesgos son evidentes según quien las vote: hay 25 libros franceses (–> público francés); hay muchas obras adaptadas al cine y muchas de premios Nobel (–> público con conocimiento epidérmico de la literatura); etc.

No hay ningún autor desconocido pero sí 10-12 títulos que no había oído en mi vida. Sólo un libro en castellano. Sólo 7 autores siguen vivos. Chirría estrepitosamente Agatha Christie. He leído más de la mitad.

Están bien en general los comentarios de Beigbeder. Es un poco gamberro pero tiene gracia. Lo que le gusta le gusta mucho y lo que no lo machaca, pero suele dar razones y es simpático. Dice que es divertido clasificar aunque en el arte la competición no exista, y cita a Victor Hugo: . “Lo hermoso no devora lo hermoso. Ni los lobos ni las obras de arte se devoran entre si”.

Es una lectura que recomiendo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

7 thoughts on “Beigbeder

  1. Las selecciones que hicieron en El País y en El Mundo en el 2000 son la misma idea. Tengo por ahí en el blog unos post con esas selecciones, puedes mirarlas si quieres (busca con “Millenium”).

  2. Vale, me lo apunto, ¿en España se hacen estas cosas? ¿daría para editar un libro de recomendaciones literarias? ¿lee la gente tanto como en Francia?.
    Estos libros siempre te hacen descubrir nuevos autores que pueden gustarte (o no), se trata de abrir puertas.

  3. Yo diría que en la mayoría de las selecciones hay un 50-60% de presencias justificadas, 20-30% de presencias opinables y un 5-10% de presencias increíbles.

    En este caso la elección no dice mucho, son votos sin opiniones. Beigbeder lo que hace es comentar la lista que le dan.

  4. Lo que le gusta le gusta mucho y lo que no lo machaca.

    Entonces es de los míos. Yo soy así, bueno peor, porque yo se destrozar lo que no me gusta. Alabar lo que me encanta y conseguir recomendarlo se me da fatal.

Deja un comentario