No confundir


Infectar
, infestar. Significa «causar infección en un organismo». Distíngase de infestar, «invadir un lugar», animales, plantas y otros agentes perjudiciales: «la casa está infestada de cucarachas».

Infligir, infringir. Infringir es quebrantar una ley, un precepto, etc., y no debe confundirse con infligir, que es imponer un castigo, producir un daño.

Ingerir, injerir. El primer verbo significa «introducir por la boca los alimentos». El segundo, «incluir una cosa en otra», haciendo mención de ella, y, en su forma reflexiva, «entrometerse»: «el Gobierno se injiere en las decisiones empresariales». El sustantivo de ingerir es ingestión y el de injerir, injerencia.

Inherente. Significa que algo está tan unido por naturaleza a otra cosa, que no se puede despegar o sobrepasar. No confundirlo con innato ni con inmanente.

Intratable. Significa «no manejable, intransitable, insociable, de humor imposible», pero no «invencible, imbatible, inalcanzable, irreductible», como suele utilizarse en el lenguaje deportivo.

[fuente: selección y reordenación propias a partir del Libro de estilo de ABC]

Autor: Javier Cercas Rueda

En 1965 nací en Sevilla, donde he vivido casi treinta años con un pequeño paréntesis de cuatro en Jerez. En 1994 me trasladé a Granada, donde sigo desde entonces. Estudié Economía general, he vivido once años de mi vida en Colegios Mayores, y desde 1995 hago crítica de libros y he mantenido diferentes relaciones con el mundo de la comunicación. Entre las cosas que me hacen más feliz están mi familia, mis amigos, los libros que he leído y haber subido en bici el Galibier. AVISO IMPORTANTE Conviene volver a recordar que el autor de estas entradas, Francisco Javier Cercas Rueda (Sevilla, 1965), que firma sus escritos como Javier Cercas Rueda (en la foto a la derecha) y José Javier Cercas Mena (Ibahernando, Cáceres, 1962), que firma los suyos (como Soldados de Salamina) como Javier Cercas, somos dos personas distintas.

4 opiniones en “No confundir”

  1. También mis mejores deseos para todo aquel que por aquí asoma, y especialmente a tí, Javier, por hacer posible este espacio.

    También soy una lectora asidua.

    Felices Fiestas y Próspero 2009!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *