Pullman

He leído la famosa trilogía de Pullman y me ha gustado más de lo que esperaba.

Se trata de una historia compleja difícil de resumir donde un niño y una niña juegan un importante papel en una misión. Cóctel de fantasía, acción, aventura, separaciones y reencuentros, misiones y muertes. También hay tiempo para el romanticismo.

Ejes del conflicto:
bien/mal
cuerpo/alma/espíritu
verdad/mentira/duda
niños/adultos
ángeles/espantos
ciencia/religión
objetos: aletiómetro/daga/catalejo dorado
razas: hombres, brujas, gyptanos, osos, daimonions, ángeles, fantasmas, muertos.

Con estos ingredientes, a pesar de las pastas de los libros, yo no diría que se trata de literatura infantil y juvenil.

COSAS POSITIVAS
– Es una historia ambiciosa y llena de imaginación. Es un libro bien hecho, aunque no perfecto.
– Todos los personajes principales son seres complejos que evolucionan.

PUNTOS DEBILES
– No termina de entenderse del todo (al menos yo no lo he conseguido) el meollo de la trama: ¿qué es realmente El Polvo? ¿para qué sirve? ¿quien quiere eliminarlo, quien quiere que siga?
– Quizás pasan “demasiadas” cosas, el ritmo es un poco agotador. Antes de que asimiles una nueva situación o giro, un nuevo mundo, un nuevo personaje, una nueva raza, ya han aparecido dos más de cada uno de ellos.
– El tercer tomo se hace largo, hay climax de la historia que suceden antes del final. La trama tarda mucho en cerrarse.

VALORES
Positivos:
Se resalta el valor de la promesa, la amistad, no se puede mirar atrás, sacrificios, la vida no es lo más importante, solidaridad.

Negativos:
El libro tiene una posible lectura como crítica burda y trasnochada a la religión y a la Iglesia Católica (identificable con el Magisterio en la novela). Esto acaba teniendo demasiado peso en la historia.
Instrumento de control. No reparan en medios para conseguir sus fines.
Dios no existe.
La Iglesia como algo triste, opuesta a la sabiduría y a la mentalidad abierta.
Existe una Autoridad que no es Creador.
Se pueden acumular penitencias previendo pecados aún no cometidos
No hay un destino final eterno del alma.

CONCLUSION
No me parece un libro imprescindible pero hay que respetarlo y tiene cosas positivas. Se hace un poco largo y el argumento no es del todo transparente. La evidente crítica a la religión y a la Iglesia contiene errores de bulto nada sutiles que no deben perturbar a nadie mínimamente formado e informado.

Aquí les dejo un largo comentario de Luis Daniel González a los tres libros. Explica sus aciertos, rastrea sus influencias y pone el acento en las fobias y errores de esta “parábola teológica”.

La materia oscura está compuesta por Luces del Norte (1995), La daga (1997) y El catalejo lacado (2000).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

6 thoughts on “Pullman

  1. Parece que Pullman no le dio tan poca importancia a esta obra, según las motivaciones que le llevaron a escribirla. Creo que ya te lo comenté una vez, pero te recomiendo ir hasta el fondo de cada libro que comentes.

    Un saludo

  2. Creo que das más importancia de la que tienen tanto a este libro como a mis opiniones. De todos modos, aprecio la buena intención de tu comentario y tu sinceridad y tomo nota. Lo último que querría es que este blog orientara a nadie hacia lecturas nocivas.

  3. Javier,
    En los últimos años, coincidiendo con el soft power cultural del relativismo, reconozco que expresiones como “no ver las cosas en blanco y negro” son indicativo de que algo no va bien. Porque se superpone –esta “norma”- como excusa a una cualidad omnipresente, por eso no es válido. Es mucho más acertado decir que hay libros –o películas, o acciones, o lo que sea- que nos acercan más al Bien y otros que nos alejan más.

    En el caso de la obra de Pullman, el hecho de que envuelva sus críticas mordaces a la Iglesia y a lo sobrenatural bajo un tejido de ética estrictamente natural y bajo unas habilidades literarias, no lo convierte en menos nocivo. Por eso cuando al principio de la entrada escribes “He leído la famosa trilogía de Pullman y me ha gustado más de lo que esperaba” estás situando la crítica posterior en un plano casi inmejorable: 1es una obra famosa 2Como crítico experimentado no sólo no me ha defraudado sino que “me ha gustado más de lo que esperaba”. Y todos los que te leen –que aventuro que son muchos- pensarán que quizá merezca la pena. No es lo mismo comentar o recomendar una obra a un amigo que colgar las críticas en Internet, donde cualquiera -¡cualquiera!- puede acceder a ellas. No hay barreras tecnológicas que impidan el paso a navegantes faltos de criterio. Esta es la dura responsabilidad del crítico, y por ella será juzgado. (esta última frase no ha de asustar sino, más bien, confortar)

    Un saludo.

  4. Gracias Eleazar por tu comentario. Me interesa mucho como feed-back. No sé cómo responderte brevemente.

    ¿Qué debería pensar yo de este libro, según tú?
    ¿qué piensas tú del libro?

    Releo mi comentario y no me parece especialmente benevolente. No he comprado este libro, ni está en mi casa, ni pienso recomendarlo a mis amigos, pero tiene cosas interesantes como he escrito.

    Lo de “líneas y principios” nos llevaría muy lejos, y sé que la “entradilla” del blog (arriba a la derecha) no dice mucho. Aunque dice algo.

    Sólo una cosa: intento no ver las cosas en blanco y negro, y menos en el arte.

    Estoy abierto a seguir con este “hilo” (como se dice en internet). Un saludo y siento desorientarte.

  5. Decepciona encontrar una crítica tan benevolente sobre esta obra en Pasen y Lean. Quizá podría dedicarse una entrada a especificar un poco las líneas y principios fundamentales que soportan este blog. A veces me siento desorientado en este respecto, pero probablemente sea un problema mío.

Deja un comentario