Japonesa

La mujer japonesa ideal tenía que ser como el bambú: graciosa, tierna, sensible y fuerte. El viento más suave podrá mecer la filigrana de hojas del bambú, pero los tifones del otoño no lo arrancarán. Mientras que los cedros gigantes y los cipreses yacen en el suelo tras el paso de una tormenta, el delgado bambú permanece en pie e imperturbable.

Así era la mujer del Dr. Tagashi. Bonito, ¿verdad?

Tomado de Réquiem por Nagasaki, Paul Glynn, sobre la vida del Dr. Tagashi Nagai.

Autor: Javier Cercas Rueda

En 1965 nací en Sevilla, donde he vivido casi treinta años con un pequeño paréntesis de cuatro en Jerez. En 1994 me trasladé a Granada, donde sigo desde entonces. Estudié Economía general, he vivido once años de mi vida en Colegios Mayores, y desde 1995 hago crítica de libros y he mantenido diferentes relaciones con el mundo de la comunicación. Entre las cosas que me hacen más feliz están mi familia, mis amigos, los libros que he leído y haber subido en bici el Galibier. AVISO IMPORTANTE Conviene volver a recordar que el autor de estas entradas, Francisco Javier Cercas Rueda (Sevilla, 1965), que firma sus escritos como Javier Cercas Rueda (en la foto a la derecha) y José Javier Cercas Mena (Ibahernando, Cáceres, 1962), que firma los suyos (como Soldados de Salamina) como Javier Cercas, somos dos personas distintas.

8 opiniones en “Japonesa”

  1. La verdad es que no piden mucho, yo pienso que cualquier mujer puede ser graciosa, tierna, y sensible, me agrada la descripcion, siempre y cuando sea solo eso lo que pretenden..

  2. Desde Japon. Reconozco que no he leido “Requiem por Nagasaki”, (tampoco “Out”). Lo voy a buscar. Tendra valores literarios, de retrato de la epoca y otros con los que podremos disfrutar. Ofrecera pistas interesantes; pero, que nos ayude a tener una imagen ajustada sobre la mujer (o el hombre) japones actual, lo dudo mucho. Cuidado con las imagenes estereotipadas.

Deja un comentario