Vía revolucionaria (1961)

Richard Yates (1926-1992)

COSAS POSITIVAS

Me parece magistral el modo de contar el mundo interior de los personajes. Yates tiene una manera de exhibir la intimidad de los demás que casi te produce pudor mirarla, como un poco de vergüenza de asistir a cosas que no son para otro. Aplica una especie de resonancia magnética al cerebro y nos muestra todo, hasta las conversaciones que anticipan los personajes. Ciertamente el estilo es a veces algo pomposo, casi demasiado perfecto, pero las herramientas narrativas de este escritor son de primera calidad. Veo ecos de Sinclair Lewis (Babbit) y de Bellow.

COSAS NEGATIVAS
La historia es demoledora. El matrimonio, la amistad, el trabajo, todo es para ellos un aburrimiento, no tienen metas. La vida les está pasando de largo, se sienten superiores y especiales, quieren salir de la mediocridad que les rodea. Materializan esto en querer irse a Europa. Como si el problema fueran las circunstancias. Reniegan del sentimentalismo optimista y facilón de la sociedad norteamericana, lacra que consideran más perniciosa que el ánimo de lucro y la pérdida de valores espirituales. Se asfixian en la vaciedad irremisible que ven fuera de ellos. Son contradictorios pues ellos mismos no hacen más que dejarse llevar por sus sentimientos o la pulsión del momento, a la hora de plantearse el aborto o el adulterio.

Particularmente he apreciado mucho el estilo pero la historia no evoluciona mucho desde la mitad de la novela. Sólo quedan por conocer desde entonces los detalles del desastre. Conclusión, en conjunto, no me parece una novela del todo redonda, a pesar de sus aciertos.

Russo dice de este libro:

“La excitación que uno experimenta al leer a Yates es la euforia que uno siente al encontrar, reconocer y abrazar a la verdad. ¿No es una verdad agradable? Lo siento mucho. El reconocernos en la ceguera, las necesidades, las soledades y hasta en la crueldad de los personajes de Yates tendrá que bastarnos”.

Hay una adaptación en cine de Sam Mendes (2008, con L. DiCaprio y K. Winslet).

Autor: Javier Cercas Rueda

En 1965 nací en Sevilla, donde he vivido casi treinta años con un pequeño paréntesis de cuatro en Jerez. En 1994 me trasladé a Granada, donde sigo desde entonces. Estudié Economía general, he vivido once años de mi vida en Colegios Mayores, y desde 1995 hago crítica de libros y he mantenido diferentes relaciones con el mundo de la comunicación. Entre las cosas que me hacen más feliz están mi familia, mis amigos, los libros que he leído y haber subido en bici el Galibier. AVISO IMPORTANTE Conviene volver a recordar que el autor de estas entradas, Francisco Javier Cercas Rueda (Sevilla, 1965), que firma sus escritos como Javier Cercas Rueda (en la foto a la derecha) y José Javier Cercas Mena (Ibahernando, Cáceres, 1962), que firma los suyos (como Soldados de Salamina) como Javier Cercas, somos dos personas distintas.

5 opiniones en “Vía revolucionaria (1961)”

  1. Javier: Muy agradecido por vuestro comentario. Con respecto a aquello, debo decir que curiosamente los aspectos negativos que no te agradaron de la novela son los que a mí me parecen notables. Aunque claro, si me das a elegir prefiero el volumen de cuentos “Once tipos de soledad”, en el cual uno siente de mejor manera qué se proponía Yates con su escritura.

    Saludos

Responder a Javier Cercas Rueda Cancelar respuesta