El personaje principal

Hablemos ahora (y será nuestro último asunto) sobre esa convicción que exigen tanto la prosa como la poesía. En el caso de una novela, por ejemplo (¿y por qué no podríamos hablar de novela cuando hablamos de poesía?), nuestro convencimiento radica en que creamos en el personaje principal. Si nos resulta creíble, todo va bien.

Borges. Arte poética, seis conferencias (1968)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario