El mejor Pombo

Como les prometí, ahí va lo que escribí hace quince años sobre este libro:

Aparición del eterno femenino contada por Su Majestad El Rey. Alvaro Pombo.

Tras leer El metro de platino iridiado– tan premiada y afamada como biliosa y desagradable- pensé que ese fugaz y revelador contacto bastaba para que mi camino no volviera a cruzarse, con todo el respeto, con el de Pombo: simplemente, no me interesaban sus historias, por muy original y bien escritas que éstuvieran.

Gracias a la suerte de no encontrar un libro que en ese momento buscaba, cayó en mis manos éste sobre el que escribo: ¡delicioso! El Chino y el Rey, niños de posguerra, asisten a la llegada de Elke, refugiada alemana de su misma edad, quien será testigo primero de sus andanzas infantiles y luego de su despertar a la adolescencia. No hay nada en la infancia y primera madurez de los protagonistas que llame especialmente la atención. Y es quizás esta ausencia de artificiosidad, esa limpidez en el relato, junto con el acierto del lenguaje, lo que hace de esta obra uno de los mayores éxitos de crítica del pasado año.

Pombo se introduce en la imaginativa mente de uno de los protagonistas -su Majestad el rey- y allí encuentra el registro exacto para reproducir con frescura y con humor lo ordinario. No hay orden cronológico, el sintáctico es destrozado cón frecuencia. Los hechos y personas vienen y van por la cabeza del personaje con anárquica sucesión, a éstos acompaña cierta dosis de jerga juvenil y la forma de ver los asuntos de los mayores. Ingredientes oportunamente distribuidos en el relato que dan un aire de viveza y realidad que sorprende.

La galeria de secundarios está también escogida con acierto: la tía Blanca, Rodolfo, el profesor de Boxeo, El rollo… En definitiva, una segunda oportunidad que ha valido la pena.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

3 thoughts on “El mejor Pombo

  1. Álvaro Pombo, para mí, se encuentra dentro de los mejores escritores españoles.
    El último libro que ha escrito está muy bien. En él podemos conocer la sociedad de los años 20 de una ciudad provinciana. Os lo recomiendo.

Deja un comentario