Higiene del asesino

No se puede reprochar a un escritor que ceda a la tentación de convertirse él mismo en un personaje. Siempre me ha parecido que esto demuestra poca confianza en el mérito propio de lo que crean; como si sus libros necesitasen de una ayudita para valerse en esta vida. Esto le puede pasar un poco a Amelie Nothomb. Desde luego sus libros son originales. Como ella. Ninguno se parece a los anteriores. Me gustó bastante el primero, Estupor y temblores. Menos los dos o tres que he leído luego. Ahora he leído Higiene del asesino. No merece la pena. Es morboso y un poco repugnante. Una entrevistadora saca a la luz el secreto de un gran escritor que esta a las puertas de la muerte: mató a los 12 años a su prima, el único amor de su vida, justo en el momento en que pasaba de niña a mujer. Y eso para salvarla. ¿¿¿??? Las entrevistas son combates de boxeo de procacidades y faltas de educación disfrazadas de espontaneidad. Un rollo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

One thought on “Higiene del asesino

  1. ¿Bélgica es centroeuropa o un país inclasificable?. A mí Amélie Nothomb me resulta muy corrosiva y muy divertida…en pequeñas dosis. sus libros suelen ser breves porque edita uno al año , en septiembre, para la rentrée litéraire del mundo francófono. Esta que comentas es de las pocas que no he leído pero Ácido sulfúrico me parece una muy buena crítica (a su modo) del mundo de los realities. El último publicado en España: ni de Eva ni de Adán me pareció muy entretenido, vuelve a un momento de su vida de Estupor y temblores y para los que conocen Japón desde el punto de vista Europeo dicen que describe exactamente las perplejidades que suscitan los nipones en nuestra mentalidad (y nosotros en la suya) . Es cierto que representa su papel de personaje literario ( ¿viste la entrevista de pagina2?) y está claro que a Amélie Nothomb o se la ama o no se la puede soportar . He de reconocer que me río muchísimo con su humor sarcástico y que intentaba hacerla conocer a la gente…pero solo he convencido a 2.

Deja un comentario