Usos impropios

Protagonizar. Es un sinsentido que una multitud protagonice algo. Recuérdese el significado etimológico de la palabra. Tampoco es correcto en frases como: «un disparo protagonizado por el delantero X» . Es tan ridículo como escribir: «he recibido una carta protagonizada por Paco».

Propiciar. Significa «favorecer la ejecución de algo». Es absurdo, por tanto, escribir: «los adivinos propician (por pronostican) un año lleno de dificultades». El verbo sólo puede emplearse cuando favorece activamente la realización de algo.

Registrar. Los accidentes, los atentados, los combates no se registran sino que suceden, ocurren, se libran…

Reivindicar. Significa «reclamar, exigir uno aquello a que tiene derecho». Se emplea mal en frases como: «Nadie ha reivindicado aún el crimen». Y referido a atentados, no debe emplearse nunca. Utilícese, en estos casos, declararse autor, atribuirse.

Autor: Javier Cercas Rueda

En 1965 nací en Sevilla, donde he vivido casi treinta años con un pequeño paréntesis de cuatro en Jerez. En 1994 me trasladé a Granada, donde sigo desde entonces. Estudié Economía general, he vivido once años de mi vida en Colegios Mayores, y desde 1995 hago crítica de libros y he mantenido diferentes relaciones con el mundo de la comunicación. Entre las cosas que me hacen más feliz están mi familia, mis amigos, los libros que he leído y haber subido en bici el Galibier. AVISO IMPORTANTE Conviene volver a recordar que el autor de estas entradas, Francisco Javier Cercas Rueda (Sevilla, 1965), que firma sus escritos como Javier Cercas Rueda (en la foto a la derecha) y José Javier Cercas Mena (Ibahernando, Cáceres, 1962), que firma los suyos (como Soldados de Salamina) como Javier Cercas, somos dos personas distintas.

Un comentario en “Usos impropios”

Deja un comentario