Atmósfera y ambiente de un relato, 2 de 2

El ambiente (que a veces se confunde con la atmósfera) nos muestra con brevedad cómo es el lugar del suceso, qué nivel social tiene, si es agradable o no. Por lo regular la descripción de un ambiente lleva consigo elementos de atmósfera y viceversa. Por ejemplo: «Alicia entró a la sala de tenue luz y percibió el aroma de maderas finas, sus pies iban sobre una sepia alfombra gruesa y suave, antes de acostarse en una cama de cabecera tallada con motivos medievales, tal la estrella de siete picos». Comparémoslo con este ejemplo: «Alicia tomó asiento en la silla de pino, recargó un brazo sobre el mantel de plástico de flores rojas y le vino el olor del carbón y a caldo de papa; miró por la ventana cuadrada de viejos postigos abiertos y observó el pirul medio seco y, al fondo, un monte casi talado en su totalidad». Tenemos dos ambientes opuestos, pero presentados con rapidez. En uno y otro, está preparado el telón de fondo para las acciones de Alicia. El lector puede imaginar algunas acciones a propósito.El ambiente son los lugares donde ocurre una historia, y se convierte en atmósfera cuando juega en la creación de las emociones de los personajes y las acciones. Una cantina de pueblo jugaría un rol muy diferente en una historia a un lujoso restaurante de ciudad; al escritor le toca decidir cuál es el adecuado para lo que quiere contar.

[Fuente: Guillermo Samperio, “Cómo se escribe un cuento”, 2008. Selección y orden propios]

Autor: Javier Cercas Rueda

En 1965 nací en Sevilla, donde he vivido casi treinta años con un pequeño paréntesis de cuatro en Jerez. En 1994 me trasladé a Granada, donde sigo desde entonces. Estudié Economía general, he vivido once años de mi vida en Colegios Mayores, y desde 1995 hago crítica de libros y he mantenido diferentes relaciones con el mundo de la comunicación. Entre las cosas que me hacen más feliz están mi familia, mis amigos, los libros que he leído y haber subido en bici el Galibier. AVISO IMPORTANTE Conviene volver a recordar que el autor de estas entradas, Francisco Javier Cercas Rueda (Sevilla, 1965), que firma sus escritos como Javier Cercas Rueda (en la foto a la derecha) y José Javier Cercas Mena (Ibahernando, Cáceres, 1962), que firma los suyos (como Soldados de Salamina) como Javier Cercas, somos dos personas distintas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *