Russo

Con gran ilusión acometo lo último de Russo. No me olvido de que tengo pendiente Empire Falls. Jack y Joy proyectaron su vida en común durante la luna de miel. Treinta y cinco años después, asisten a la boda de la mejor amiga de su hija y comparan sus sueños primeros con la realidad. Para ellos han sido determinantes las fronteras marcadas a sus respectivas familias de sangre. La de él, un matrimonio roto de irónicos profesores universitarios, que sólo lograban ser felices los escasos días que pasaban cada año veraneando en la costa, en el Cape, imagen de lo inalcanzable. La de ella, un revoltijo bullicioso y menos refinado de numerosos hermanos y padres más afectivos. Jack lleva las cenizas de sus padres para esparcirlas en el Cape, en un momento en el que su propio matrimonio atraviesa un bache importante.

La reflexión central de la novela, el tema, es si puede uno realmente distanciarse de los valores de sus padres. Es claro que cada persona adulta decide su vida, pero ¿terminamos convirtiéndonos de todos modos en aquello de dónde venimos? Esta historia habla del matrimonio y de la familia, de la felicidad que proporcionan y de los sacrificios que exigen. Junto a los personajes citados y a Laura, la hija de Jack y Joy, hay otros secundarios igualmente bien desarrollados narrativamente que enriquecen la historia (un guionista compañero de Jack, un antiguo enamorado de Laura y una familia que Jack trató en un verano en el Cape).

La novela no es tan redonda ni ambiciosa como la anterior, la magistral El puente de los suspiros pero Russo muestra de nuevo sus excelentes dotes de narrador y una clara inteligencia para meterse a fondo en las grandes cuestiones. Hay que acertar bien en las cosas que se persiguen en la vida, porque sólo muy pocas nos hacen felices, pocos sueños dan lo que prometen.

No se ha repetido el milagro de la anterior novela, pero no perderán el tiempo si leen esta.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 thoughts on “Russo

Deja un comentario