Betty Smith

Hay tantas cosas interesantes en este libro que no sé por donde empezar. Es la historia de las hermanas Rommely, en particular de una de ellas y de su familia. Gente pobre que crece en Brooklyn a principios del S. XX. Mujeres de acero acostumbradas a la vida dura, un canto a la lucha y al valor de la familia, de la educación y el cariño como fuentes de la felicidad por delante del bienestar material, de la importancia de saber controlar las emociones. Una novela sobre la dignidad. Hacia tiempo que los personajes de un libro no me caían tan bien.

Hay además mucho amor a los libros. Los niños pueden no haber comido mucho cualquier día, pero no se acostarán sin su página de la Biblia y de Shakespeare. Interesantes comentarios sobre el papel de la ficción y de la imaginación en el desarrollo de los jóvenes.

Un sólo pero, se me ha hecho al final un pelín largo, sólo por eso no le doy sobresaliente.

Autor: Javier Cercas Rueda

En 1965 nací en Sevilla, donde he vivido casi treinta años con un pequeño paréntesis de cuatro en Jerez. En 1994 me trasladé a Granada, donde sigo desde entonces. Estudié Economía general, he vivido once años de mi vida en Colegios Mayores, y desde 1995 hago crítica de libros y he mantenido diferentes relaciones con el mundo de la comunicación. Entre las cosas que me hacen más feliz están mi familia, mis amigos, los libros que he leído y haber subido en bici el Galibier. AVISO IMPORTANTE Conviene volver a recordar que el autor de estas entradas, Francisco Javier Cercas Rueda (Sevilla, 1965), que firma sus escritos como Javier Cercas Rueda (en la foto a la derecha) y José Javier Cercas Mena (Ibahernando, Cáceres, 1962), que firma los suyos (como Soldados de Salamina) como Javier Cercas, somos dos personas distintas.

4 opiniones en “Betty Smith”

  1. A mí me gustó mucho, es verdad que como dice Jon los personajes femeninos son los fuertes…pero eso no significa que sea una novela femenina porque te los crees de verdad. Novela en la línea de Las cenizas de ángela (inmigrantes irladeses) pero mucho menos descarnado.

  2. Me acabas de dar el empujón definitivo. Llevo meses contemplando esa portada sin decidirme a leerlo. Una pregunta: ¿es muy "de tías" (por decirlo de una manera burda pero clara, y pidiendo todas las disculpas que hay que pedir)?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *