Pancol de nuevo

En la exitosa Los ojos amarillos de los cocodrilos Pancol intentó retratar la soledad de una persona buena en medio de un mundo moderno materializado y egoísta. Esta segunda parte continúa la trayectoria de los mismos personajes, con alguna ausencia y alguna incorporación. La sensible, débil y honesta Jo sigue moviéndose a paso de tortuga entre la maraña de familiares y amigos que, de una forma u otra, la maltratan. La rapidez y violencia que le rodea amenaza con pisotearla a cada paso.

El problema es que este segundo libro no aporta casi nada nuevo. La esencia es exactamente la misma, y los nuevos accidentes (embrujamientos, agresiones, asesinatos, esquizofrenias y cartas del más allá) no sostienen un retrato que no crece ni evoluciona. Fuertes personalidades, realismo y más decibelios en el nivel de groserías y detalles soeces. La historia de Pancol ofreció algunas cosas interesantes en la primera entrega pero se empantana por completo en la segunda.

Autor: Javier Cercas Rueda

En 1965 nací en Sevilla, donde he vivido casi treinta años con un pequeño paréntesis de cuatro en Jerez. En 1994 me trasladé a Granada, donde sigo desde entonces. Estudié Economía general, he vivido once años de mi vida en Colegios Mayores, y desde 1995 hago crítica de libros y he mantenido diferentes relaciones con el mundo de la comunicación. Entre las cosas que me hacen más feliz están mi familia, mis amigos, los libros que he leído y haber subido en bici el Galibier. AVISO IMPORTANTE Conviene volver a recordar que el autor de estas entradas, Francisco Javier Cercas Rueda (Sevilla, 1965), que firma sus escritos como Javier Cercas Rueda (en la foto a la derecha) y José Javier Cercas Mena (Ibahernando, Cáceres, 1962), que firma los suyos (como Soldados de Salamina) como Javier Cercas, somos dos personas distintas.

4 opiniones en “Pancol de nuevo”

  1. Reitero mi opinión…claro que para algunos soy demasiado intelectual: que no me perdáis el tiempo con esta novelita, que con los cocodrilos hay más que suficiente que es todo ridículo, que no aporta gran cosa, que creo que un !hola! es más sesudo…y qu, javier, s'il te plaît, coge a Nemirovsky, Orsenna, Troyat, Makine, Echenoz o Nothomb

  2. Con el primero de ellos disfruté bastante, pero ya sois varias las personas que han quedado defraudadas con el segundo, por lo que creeo que será mejor dejarlo por el momento sin leer.
    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *