Así que usted comprenderá, de Magris

Inspirada en el mito de Orfeo y Eurídice, este texto (más que libro) de Magris recoge un largo monólogo: ella, muerta, rechaza el don de volver a ver una vez más a su amado, vivo; se explica ante una instancia (El Presidente de la Casa de Reposo) y recuerda su tiempo en el mundo. El amado es un escritor que sufre la pérdida de su musa, de la persona verdaderamente inspiradora y sostén de su trabajo. Ella se entretiene con frecuencia en el recuerdo de intimidades matrimoniales de alcoba.

Mito, fabulación y experiencia personal. Es difícil no imaginar a Marisa Madieri tras la figura de la narradora. Literatura de ideas, como todo lo de Magris, que no es santo de mi devoción, pero a quien de vez en cuando vuelvo, sobre todo si es breve. Este librito tiene un tono pesimista: al Presidente (¿Dios?) nadie lo ha visto jamás (ni aquí ni allí) y ella rechaza el reencuentro porque no puede ofrecer respuesta a nada: nada tiene sentido, ni aquí ni allí.

Autor: Javier Cercas Rueda

En 1965 nací en Sevilla, donde he vivido casi treinta años con un pequeño paréntesis de cuatro en Jerez. En 1994 me trasladé a Granada, donde sigo desde entonces. Estudié Economía general, he vivido once años de mi vida en Colegios Mayores, y desde 1995 hago crítica de libros y he mantenido diferentes relaciones con el mundo de la comunicación. Entre las cosas que me hacen más feliz están mi familia, mis amigos, los libros que he leído y haber subido en bici el Galibier. AVISO IMPORTANTE Conviene volver a recordar que el autor de estas entradas, Francisco Javier Cercas Rueda (Sevilla, 1965), que firma sus escritos como Javier Cercas Rueda (en la foto a la derecha) y José Javier Cercas Mena (Ibahernando, Cáceres, 1962), que firma los suyos (como Soldados de Salamina) como Javier Cercas, somos dos personas distintas.

3 opiniones en “Así que usted comprenderá, de Magris”

  1. Pero tu has leido el Danubio? Como puedes minimizar su trabajo? No solo es un erudito, un investigador,…es que encima es capaz de recrear todo un mundo de referencias artisticas -literarias- con estilo, con musicalidad, intentando acercarse a una cierta esencia del mundo y de la cultura en la que habitamos. Desde luego, un mundo complejo, lleno de intersecciones y de tranversalidad, quizas nada facil, pero ñun escritor total. Un dia de estos ire a ver el monologo de Euridice….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *