Acercamiento a la literatura

He releído la introducción y el segundo capítulo de Si una mañana de verano un niño. En este librito el crítico italiano Roberto Cotroneo quiere explicar a su hijo el valor de la literatura. Para eso le comenta cuatro libros (La isla del tesoro, El guardián entre en centeno, La tierra baldía y El malogrado).

He renovado la primera impresión que me produjo este libro hace años: una fuerte pasión por los libros y poca claridad en la transmisión de ideas. No veo en esos libros (el cuarto no lo he leído) las mismas cosas que Cotroneo, aunque quizás de eso trata la lectura.

Hay cosas interesantes: no sacralizar la literatura, que la admiración sea el final, no el principio, escalar un paisaje y no fotografiarlo; no tener miedo a los libros, ni siquiera a los más difíciles; cultura como diálogo de nombres, autores, títulos y siglos dentro de la cabeza; no es verdad que la vida sea más compleja que la literatura, etc.

Bernhardt es un autor muy difícil, el poema de T.S Eliot es un galimatías inaguantable y el libro de Stevenson no pasa de una buena novela juvenil de aventuras. Así que sólo me he releído el capítulo de Salinger, un libro que aprecio mucho.

Este libro de Cotroneo no está en mi lista de libros imprescindibles sobre libros.

Autor: Javier Cercas Rueda

En 1965 nací en Sevilla, donde he vivido casi treinta años con un pequeño paréntesis de cuatro en Jerez. En 1994 me trasladé a Granada, donde sigo desde entonces. Estudié Economía general, he vivido once años de mi vida en Colegios Mayores, y desde 1995 hago crítica de libros y he mantenido diferentes relaciones con el mundo de la comunicación. Entre las cosas que me hacen más feliz están mi familia, mis amigos, los libros que he leído y haber subido en bici el Galibier. AVISO IMPORTANTE Conviene volver a recordar que el autor de estas entradas, Francisco Javier Cercas Rueda (Sevilla, 1965), que firma sus escritos como Javier Cercas Rueda (en la foto a la derecha) y José Javier Cercas Mena (Ibahernando, Cáceres, 1962), que firma los suyos (como Soldados de Salamina) como Javier Cercas, somos dos personas distintas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *