Cartas cruzadas. Zusak


A veces la vida está como estancada, sin logros y, lo peor, sin aspiraciones. Y de pronto surge la oportunidad de hacer algo valioso. Es lo que sucede a Ed Kennedy cuando empieza a recibir unos misteriosos naipes con textos escritos. Las pistas le conducen hasta doce situaciones de personas a las que puede ayudar, entre ellas sus mejores amigos. Vence su comodidad y se empeña en aportar algo a cada situación. De este modo, un zángano mediocre, en su pueblecito, sin más miras que su taxi y sus partidas de cartas, se convierte en un mensajero de esperanza, y terminará encontrando algo para él mismo que le mejora.

La novela alcanzó en su día (2002) algunos premios de literatura juvenil. Más tarde, este escritor australiano (Sydney, 1975) se hará famoso con su novela La ladrona de libros (2006).

Está escrita en tono directo, juvenil, en primera persona y con mucho diálogo, un estilo algo ágil y sin complicaciones que no distraiga de la historia y de su mensaje positivo. Sin dejar de apreciar el loable deseo educativo del escritor y el tono general simpático, para un público adulto resulta algo simple, previsible y repetitiva.

Somos capaces de hacer más de lo que creemos. A la vez, no podemos cambiar todas las cosas que van mal pero sí algunas, y hay que aprovechar las oportunidades. Si un tipo como Ed puede hacerlo, todos podemos. Ideas que nunca viene mal que nos recuerden.

Autor: Javier Cercas Rueda

En 1965 nací en Sevilla, donde he vivido casi treinta años con un pequeño paréntesis de cuatro en Jerez. En 1994 me trasladé a Granada, donde sigo desde entonces. Estudié Economía general, he vivido once años de mi vida en Colegios Mayores, y desde 1995 hago crítica de libros y he mantenido diferentes relaciones con el mundo de la comunicación. Entre las cosas que me hacen más feliz están mi familia, mis amigos, los libros que he leído y haber subido en bici el Galibier. AVISO IMPORTANTE Conviene volver a recordar que el autor de estas entradas, Francisco Javier Cercas Rueda (Sevilla, 1965), que firma sus escritos como Javier Cercas Rueda (en la foto a la derecha) y José Javier Cercas Mena (Ibahernando, Cáceres, 1962), que firma los suyos (como Soldados de Salamina) como Javier Cercas, somos dos personas distintas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *