Priestley y el tiempo (3 de 3)

La tercera, Yo estuvé allí (1937), quizás la más floja, expone la teoría de la recurrencia y la intervención, según la cual el tiempo da vueltas, y vivimos las mismas cosas una y otra vez, aunque cabe que alguna circunstancia altere lo que tenía que ser. Un matrimonio desgastado pasa un fin de semana en una casa de campo, allí conocen a un joven. Un extraño doctor jugará un papel clave en las relaciones entre ellos.

Acabada la tercera, puedo decir que no me han interesado especialmente ninguna de las tres. Ninguna de las tres historias es realmente buena y las manipulaciones temporales de Priestley (corte en el tiempo, tiempo serial y tiempo circular) me han dejado un poco frío.

La traducción es aceptable aunque se hace para Argentina.

Hace tiempo que no leía teatro y tenía interés en estas obras, que me ha costado bastante encontrar. Como casi siempre, la expectativa y persecución han sido mejores que la experiencia.

Autor: Javier Cercas Rueda

En 1965 nací en Sevilla, donde he vivido casi treinta años con un pequeño paréntesis de cuatro en Jerez. En 1994 me trasladé a Granada, donde sigo desde entonces. Estudié Economía general, he vivido once años de mi vida en Colegios Mayores, y desde 1995 hago crítica de libros y he mantenido diferentes relaciones con el mundo de la comunicación. Entre las cosas que me hacen más feliz están mi familia, mis amigos, los libros que he leído y haber subido en bici el Galibier. AVISO IMPORTANTE Conviene volver a recordar que el autor de estas entradas, Francisco Javier Cercas Rueda (Sevilla, 1965), que firma sus escritos como Javier Cercas Rueda (en la foto a la derecha) y José Javier Cercas Mena (Ibahernando, Cáceres, 1962), que firma los suyos (como Soldados de Salamina) como Javier Cercas, somos dos personas distintas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *