Javier Calvo

En 1977 España está en pleno proceso de transición política. Los Servicios secretos se enfrentan al grave problema del terrorismo que amenaza con entorpecer el pacífico establecimiento de la democracia. En Barcelona, los agentes Lao (alias Sirio) y Muria reciben el encargo de terminar con el grupo ultraviolento TOD, ayudados por Teo Barbosa, infiltrado en sus filas desde hace tiempo.

La personalidad grotesca de los agentes hace pensar, en el planteamiento inicial de la historia, en que se trata de una novela humorística o paródica. No es así. En un ambiente de espionaje donde nada es lo que parece y las reglas se inventan a cada paso, todo el mundo va bastante en serio, aunque no necesariamente en la línea que se declara. La brumosa Nueva España que se está creando está más anclada en el régimen anterior de lo que reconoce y es mucho menos abierta que lo que proclama.

El argumento y su desarrollo son irregulares y premeditadamente confusos. Hay buenos hallazgos (como el personaje de Lao) y un buen pulso narrativo global pero también alargamientos innecesarios en la parte media. El régimen de comuna libertaria de los izquierdistas radicales da pie a varias escenas con contenido sexual. La sangre y la violencia se entremezclan con algunos elementos disparatados y esperpénticos en un puzzle algo confuso de realismo negro y paranoia alegórica. Los revolucionarios consiguen dar tanta risa como miedo, exactamente igual que sus perseguidores.

Con esta novela sobre la mentira institucional, sobre un sistema que convierte a las personas en marionetas, Calvo (Barcelona, 1973) ha conseguido el Premio Biblioteca Breve 2012.

Autor: Javier Cercas Rueda

En 1965 nací en Sevilla, donde he vivido casi treinta años con un pequeño paréntesis de cuatro en Jerez. En 1994 me trasladé a Granada, donde sigo desde entonces. Estudié Economía general, he vivido once años de mi vida en Colegios Mayores, y desde 1995 hago crítica de libros y he mantenido diferentes relaciones con el mundo de la comunicación. Entre las cosas que me hacen más feliz están mi familia, mis amigos, los libros que he leído y haber subido en bici el Galibier. AVISO IMPORTANTE Conviene volver a recordar que el autor de estas entradas, Francisco Javier Cercas Rueda (Sevilla, 1965), que firma sus escritos como Javier Cercas Rueda (en la foto a la derecha) y José Javier Cercas Mena (Ibahernando, Cáceres, 1962), que firma los suyos (como Soldados de Salamina) como Javier Cercas, somos dos personas distintas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *