Luz artificial perfecta para leer

Pinza de ledYa me perdonarán esta nimiedad, pero estoy contento con ella y quería contarlo. Después de muchos ensayos, he dado con la fuente de luz artificial perfecta para la lectura. Es esta sencilla (pero elegante) pinza de led que puedo fijar al borde de una estantería que tengo a la derecha de mi sillón, justo sobre mi cabeza. Luz blanca, limpia, fría, uniforme, que no da ningún calor (esto en Andalucía es importante). Concentrada en el espacio que debe iluminar de un modo agradablemente tenue, sin la intensidad desagradable de una tableta retroluminada. Óptima tanto para el papel como para el libro electrónico. Son las pequeñas felicidades de lector que ustedes sabrán apreciar en lo que valen.

Autor: Javier Cercas Rueda

En 1965 nací en Sevilla, donde he vivido casi treinta años con un pequeño paréntesis de cuatro en Jerez. En 1994 me trasladé a Granada, donde sigo desde entonces. Estudié Economía general, he vivido once años de mi vida en Colegios Mayores, y desde 1995 hago crítica de libros y he mantenido diferentes relaciones con el mundo de la comunicación. Entre las cosas que me hacen más feliz están mi familia, mis amigos, los libros que he leído y haber subido en bici el Galibier. AVISO IMPORTANTE Conviene volver a recordar que el autor de estas entradas, Francisco Javier Cercas Rueda (Sevilla, 1965), que firma sus escritos como Javier Cercas Rueda (en la foto a la derecha) y José Javier Cercas Mena (Ibahernando, Cáceres, 1962), que firma los suyos (como Soldados de Salamina) como Javier Cercas, somos dos personas distintas.

4 opiniones en “Luz artificial perfecta para leer”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *