Martutene. De Saizarbitoria

SAIZARBITORIA_MartuteneEsta novela se publicó originalmente en euskera y obtuvo el premio de la Crítica 2012 en esa lengua. Se ha llegado a escribir hiperbólicamente que es «la más alta cumbre de la novela en lengua vasca».

Martutene (barrio de San Sebastián y título del libro) es al menos tres cosas:

1) Una novela de desamor. Los matrimonios de Inaki y Pilar (médicos) y el de Martín y Julia (escritor y traductora) están a punto de ir a pique. La aparición de Lynn, treintañera norteamericana en año sabático, que empieza una relación tanto con Iñaki como con Martín, dará pie a un maremagnum emocional de celos, traiciones, rencores, sospechas, tragedias y venganzas.

2) Una cosmovisión del País vasco. Política, cultura, terrorismo, franquismo, miedo, tejido social, inmigración y nacionalismo. Todo a través de las opiniones y acciones de esos personajes, sus hijos o sus amigos.

3) Un intento más de sintetizar vida y literatura. El suizo Max Frisch publicó en 1975 Montauk, una historia de amor entre un hombre mayor y una joven, Lynn. Lynn se llama también la socióloga norteamericana de Martutene, y todos los personajes acaban leyendo este libro, que aparecerá también reflejado en el que está escribiendo Martín.

Pero lo que no es es una gran novela. Es prolija y farragosa, se pierde con frecuencia en detalles innecesarios. El continuo cruce de los tres elementos señalados termina cansando y desanimando al lector, que nunca termina de empatizar con unos personajes poco atractivos (por cómo se comportan), que ni siquiera acaba con más luz sobre algo difícil de entender desde fuera como es Euskadi, y al que no apetece especialmente leer Montauk.

Otro detalle. A mi particularmente me ha agotado un poco el gran número de frases en francés, inglés, latín, italiano y euskera. Y más que sólo se ofrezca traducción de las últimas (justamente lo que yo domino mejor).

Autor: Javier Cercas Rueda

En 1965 nací en Sevilla, donde he vivido casi treinta años con un pequeño paréntesis de cuatro en Jerez. En 1994 me trasladé a Granada, donde sigo desde entonces. Estudié Economía general, he vivido once años de mi vida en Colegios Mayores, y desde 1995 hago crítica de libros y he mantenido diferentes relaciones con el mundo de la comunicación. Entre las cosas que me hacen más feliz están mi familia, mis amigos, los libros que he leído y haber subido en bici el Galibier. AVISO IMPORTANTE Conviene volver a recordar que el autor de estas entradas, Francisco Javier Cercas Rueda (Sevilla, 1965), que firma sus escritos como Javier Cercas Rueda (en la foto a la derecha) y José Javier Cercas Mena (Ibahernando, Cáceres, 1962), que firma los suyos (como Soldados de Salamina) como Javier Cercas, somos dos personas distintas.

7 opiniones en “Martutene. De Saizarbitoria”

  1. No coincido con el señor Cercas sobre que la novela es prescindible porque a mí me ha parecido una novela brutal. Brutal en sentido estricto. Que su autor sea sociólogo me parece más brutal aún puesto que lo considero el narrador omnisciente de la trama y las perlas en forma de reflexiones que hay aquí y allá me ponen los pelos de punta. Ni una crítica, sólo compasión. Referencias continuas a los rasgos físicos y como se diferencian de los inmigrantes, de los que no son de aquí: cómo se sentirá un jubilado que haya pasado cincuenta años de su vida formando parte de esa sociedad y todavía sea considerado un «no de aquí», en qué otro lugar del mundo pasa eso. Me imagino a un señor de Madrid con setenta años que haya llegado de Murcia, con quince o veinte y que alguien le señale como inmigrante cincuenta años después, ni en ningún lugar del mundo yo creo. Tras leerla me ha quedado una cosa clara, como me alegro de no ser vasco y de no ser y, sobre todo, de no querer ser nacionalista.

  2. Acabo de leer la novela en euskera y corroboro la opinión general de considerarla una obra maestra de la literatura vasca. Quizás no sea así en su traducción al castellano, ya que la competencia es abrumadora en comparación, pero en su lengua original me ha parecido magnífica: Estupendos retratos sicológicos y gran fresco de una parte de la sociedad guipuzcoana. No en vano Saizarbitoria es sociólogo. Eso sí, no es una novela ligera para pasar el rato, hay que ponerse a ello y concentrarse en seguir el ritmo de las frases, largas y atinadas.
    Y sí, María, maisu-lana; el comentario de «ombliguismo» no lo entiendo. Nadie ha dicho que sea una obra cumbre de la literatura mundial, sino una obra cumbre de la literatura vasca y por ello accesible en su versión original a unos pocos cientos de miles de lectores (y suerte que hemos tenido).

  3. No estoy de acuerdo con el comentario del Sr. Cercas sobre Martutene, la última novela de Ramon Saizarbitoria. Tampoco lo están los miembros de los diversos jurados que la han premiado -111 Akademia, Crítica, Euskadi de Narrativa- ni la crítica que se ha ocupado de la obra tanto dentro como fuera del País Vasco. Por citar un ejemplo, Ángel Basanta, el prestigioso crítico de El Cultural y presidente de la Asociación de la Crítica, ha escrito de ella que es “una novela que merece figurar entre las más grandes de principios del siglo XXI”.

    Pero no es ese desacuerdo lo que me mueve a escribir estas letras, porque, al fin y al cabo, cada cual cultiva sus gustos. Lo que de verdad me intriga es saber por qué María da más crédito al autor del comentario que a toda la crítica “euskaldun” que, como ella misma señala, ensalza la obra. Me gustaría también saber qué sentido tiene lo del “ombliguismo”, entre tanto signo de exclamación, aplicado a este asunto. Le agradecería mucho a María una respuesta y al Sr. Cercas su hospitalidad.

    1. Porqué le dices a Maria «créeme»?.leo este blog y pienso que suerte tiene este hombre al poder decir»me siento feliz» y además ha logrado realizar un espacio para lectores y te pregunto ¿te ha ayudado la experiencia y formación recibida en el colegio mayor?

    2. La lectura de Martutene en euskara me ha llenado de satisfacción y, créeme, habermela perdido me hubiera dejado sin la oportunidad de disfrutar de una narrativa muy rica, de una historia interesante y de unas reflexiones muy profundas sobre la realidad social de Euskadi.
      Desgraciadamente como solo puedo leer en español, inglés, francés y euskara no tengo la suerte de aquellos que se consideran cosmopolitas y universales por solo conocer la lengua española o, en su caso, no haber sido contaminados por ninguna lengua pueblerina que les lleve al ombliguismo.
      No la tengo en castellano y no sé si la impresión que tengo en euskara la tendría si la hubiera leído en español (Julia, la traductora, da alguna pista sobre las traducciones). Me parece significativo que en la edición de castellano solo se traduzcan las frases de euskara cuando en la edición euskaldún se traducen las de otras lenguas salvo el español. Supongo que el editor también cree que los lectores en español son universales en sí mismos. Curioso
      A mí me parece una novela más que interesante aunque compleja.Conveniente para todos aquellos que entiendan necesario ampliar sus reflexiones y su visión sobre el asunto vasco. Por supuesto el RELATO de ese conlicto o lo que sea no es una película de buenos o malos.

      Merec la pena leerlo, gracias

  4. He de confesar que la tengo pendiente, por estos pagos se la considera la madre de todas las novelas y no hay crítico euskaldun que se precie que no la ensalce como obra maestra o maisu-lana. ¡Cuanto ombliguismo, Dios mío!!!!!!

Responder a joseba Cancelar respuesta