Chirbes. Los viejos amigos

CHIRBES_Viejos_amigosCarlos, Amalia, Rita, Demetrio, Guzmán, Ana, Taboada, Elisa, Pedrito, Narciso, Magda y Mauricio son amigos de juventud, “revolucionarios” de los últimos tiempos del franquismo que ahora (ya rondan los sesenta) se reúnen en Madrid.

El libro se compone de catorce monólogos con esta secuencia: C-D-R-N-P-C-A-C-P-R-D-A-C-P, siendo C=Carlos, D=Demetrio, etc.  Seis de ellos intervienen.

“Qué se hizo de nuestros veinte años…”. Algunos tenían dinero y otros no. Casi todos tenían lecturas y soñaban con cambiar las cosas. Todo muy simple: obrero y campesino, nobleza y bondad; curas, militares y aristócratas, crueldad y corrupción. Lo que querían todos de verdad era dinero, y sexo, y literatura, y poder. Todos ahora con sus desgracias y desengaños a cuestas. Viejas heridas y rencores encendidos.

El libro tiene la maestría literaria habitual de Chirbes y su consciente tono crudo y negativo.

Autor: Javier Cercas Rueda

En 1965 nací en Sevilla, donde he vivido casi treinta años con un pequeño paréntesis de cuatro en Jerez. En 1994 me trasladé a Granada, donde sigo desde entonces. Estudié Economía general, he vivido once años de mi vida en Colegios Mayores, y desde 1995 hago crítica de libros y he mantenido diferentes relaciones con el mundo de la comunicación. Entre las cosas que me hacen más feliz están mi familia, mis amigos, los libros que he leído y haber subido en bici el Galibier. AVISO IMPORTANTE Conviene volver a recordar que el autor de estas entradas, Francisco Javier Cercas Rueda (Sevilla, 1965), que firma sus escritos como Javier Cercas Rueda (en la foto a la derecha) y José Javier Cercas Mena (Ibahernando, Cáceres, 1962), que firma los suyos (como Soldados de Salamina) como Javier Cercas, somos dos personas distintas.

3 opiniones en “Chirbes. Los viejos amigos”

  1. Yo hace como dos meses que lei “En la orilla” y me pareció una obra maestra, como así lo hice notar en la reseña que hice en mi blog. Por algo ha sido considerada la mejor novela española del año 2013. Es dura, sí, como todo Chirbes, pero acaso ¿no lo es la realidad que nos ha tocado vivir? Aparte de la crudeza está la buena literatura y ésta la destila Chirbes por todos los poros.

    Un saludo cordial

Deja un comentario