Bola de sebo. Maupassant

MAUPASSANTBola de sebo es la nouvelle más célebre de Maupassant. Diez personas van en una diligencia de Rouen a Le Havre: tres matrimonios ricos, nobles y burgueses, dos monjas y la pareja formada por Cornudet y una joven rellenita (apodada bola de sebo) famosa en Rouen por sus actividades de cortesana. A medio camino, un oficial prusiano, del ejército que entonces ocupa Francia, se encapricha de ella y exige sus favores a cambio de que la diligencia pueda seguir su paso. Qué ocurre y qué actitud adoptan al respecto los diez pasajeros es el asunto del relato.

Maupassant murió loco y sifilítico a los 43 años y dejó una ingente producción, sobre todo de piezas cortas, tanto realistas como fantásticas. Está considerado un maestro de la narrativa francesa del XIX y en España está muy editado. Ahora, en concreto, Páginas de Espuma saca sus Cuentos completos. Algunos, exageradamente en mi opinión, le colocan a la altura de Flaubert y Sthendal.

Las relaciones eróticas, los engaños amorosos y la degeneración moral se encuentran entre sus temas favoritos. Estilo conciso, sutileza y mirada irónica. Todo esto lo tenemos en esta breve novela (o relato largo) que inspiró la mítica película de Ford de 1939 La diligencia.

Autor: Javier Cercas Rueda

En 1965 nací en Sevilla, donde he vivido casi treinta años con un pequeño paréntesis de cuatro en Jerez. En 1994 me trasladé a Granada, donde sigo desde entonces. Estudié Economía general, he vivido once años de mi vida en Colegios Mayores, y desde 1995 hago crítica de libros y he mantenido diferentes relaciones con el mundo de la comunicación. Entre las cosas que me hacen más feliz están mi familia, mis amigos, los libros que he leído y haber subido en bici el Galibier. AVISO IMPORTANTE Conviene volver a recordar que el autor de estas entradas, Francisco Javier Cercas Rueda (Sevilla, 1965), que firma sus escritos como Javier Cercas Rueda (en la foto a la derecha) y José Javier Cercas Mena (Ibahernando, Cáceres, 1962), que firma los suyos (como Soldados de Salamina) como Javier Cercas, somos dos personas distintas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *