Adiós en azul. John D. MacDonald

MACDONALD[ Esta reseña se publicó en Aceprensa el 14.XII.15 ]

Junior Allen es un ser destructivo y manipulador con un extraño poder de dominación sobre las mujeres. Es un cazador inteligente y retorcido que descubre en la cárcel el secreto sobre unas joyas escondidas, unos zafiros azules fruto del contrabando en Asia durante la Segunda Guerra Mundial. Travis McGee es un buscavidas que vive en un yate ganado en una partida de póquer. Se activa cuando se queda sin fondos, y se entretiene entonces recuperando dinero para quien se lo encargue a cambio de quedarse con la mitad. Una joven víctima de Allen se pone en contacto con Travis y la novela se pone a rodar imparable hacia el choque de trenes final. Allen es un psicópata despiadado pero Travis, aunque oficialmente del otro lado, sólo sigue sus propias reglas y su motivación siempre está alta al hacer coincidir su interés personal con el del cliente. Es holgazán, seductor e ingenioso a la vez que duro y persistente.

Con esta historia (1964) dio a conocer MacDonald (USA, 1916-1986) el célebre personaje de Travis que protagonizará una veintena de novelas más, todas con un color en el título. MacDonald (no confundir con el maestro de la novela negra norteamericana Ross McDonald) fue un escritor de éxito y calidad a pesar de su ingente producción (cincuenta novelas más además de las citadas). Una de las del ciclo de Travis (The Green Pipper, 1979) fue galardonada con el National Book Award.

Es cuidadoso y brillante en el perfil de personajes y un maestro en la dosificación del suspense. Tiene el arte de decir mucho en poco y hacer valioso casi todo lo que decide incluir en la narración. Travis cuenta la historia en primera persona y cada personaje y situación le sirven para hacer comentarios incisivos con tendencia al fatalismo sobre el hombre y la sociedad. El personaje de McGee resulta simpático en su toque de conseguidor con facetas de caballero andante. Sigue un estilo de vida nómada, un poco al margen de la sociedad establecida, y es implacable pero más justiciero que matón. Es directo, audaz e inmisericorde, con una dureza más sentimental que cínica. La novela ofrece un buen retrato de una parte de la sociedad norteamericana (Florida, años sesenta).

Adiós en azul será pronto llevada al cine con Christian Bale en el papel de Travis McGee.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...