Prólogos de la Biblioteca de Babel. Borges

Este tercer libro de prólogos de Borges es tan bueno como los otros que he leído. Comentarios a treinta obras de literatura fantástica seleccionadas por él que completaron una célebre colección con bellas portadas. Hay autores que repiten de las otras dos colecciones. A mi no me interesan particularmente los libros de ese tipo de fantasía pero si, y mucho más, lo que dice Borges de ellos. Imprescindible para borgianos.

Frenkel. Una librería en Berlín

Me ha decepcionado. El título es engañoso pues sólo se habla de libros en el primer capítulo, y no mucho. Judía polaca (1889-1975), Francia ocupada, en 1921 funda una librería en Berlín, ciudad que deja en 1939. Sigue un periplo hasta que en 1943 llega a Suiza. Este libro lo hemos leído ya muchas veces: miedo, privaciones, gente que va conociendo. Por supuesto tiene el interés de lo real. El 1945 se publican estas memorias. Esta edición española incluye fotos y reproducción de documentos históricos.

Simenon, Casona y Kratochvil

Carta a mi juez. Novela entretenida, de las más famosas del escritor belga dentro de las que no protagoniza Maigret. La confesión detallada de una historia algo morbosa de celos y asesinato.

La barca sin pescador es otra de las obras de teatro más conocidas de Casona. Cruza dos historias, hay un pacto con el demonio y tiene un fondo amable como casi todas sus cosas. No está mal. Hay ingenio y fantasía, simbolismo y carga poética. Carece de la fuerza de los grandes dramaturgos pero siempre es agradable.

Buenas noches, dulces sueños, es una novela de poco interés de Kratochvil que acaba de publicar Impedimenta. La historia que cuenta es bastante surrealista y desconcertante. No he llegado a entender bien lo que pretende y es difícil incluso resumir el argumento. Ni se molesten con ella.