Flannery O’Connor y C. S. Lewis

• El por desgracia brevísimo Diario de oración de Flannery O’Connor vale la pena. No llega a la cincuentena de páginas, pero tiene cosas valiosas. Es una ventana a su mundo interior, de artista y de cristiana. Buen complemento a sus Cartas y Ensayos. Va desde enero de 1946 (tenía 20 años, vivía en Iowa City) hasta septiembre de 1947. “Me gustaría ser una santa inteligente”, “Querido Dios, ayúdame a ser una buena artista, por favor, haz que mi arte lleve a ti”. Se reproduce también en facsimil el texto completo. BIEN

Mero cristianismo, de C. S. Lewis, es uno de los mejores libros sobre fe cristiana que he leído en mi vida, y he leído muchos.  Así de claro. Es una delicia seguir a una inteligencia tan competente en cuestiones no fáciles, sin dar por supuesto nada, de modo respetuoso y convincente. SOBRESALIENTE.

Bufalino y Camilleri

Bufalino es un escritor de singular personalidad y estilo. Gusta de la hipérbole y del exceso poético, posee un universo verbal  barroco y sumamente expresivo. Tiene el aire inconfundible de la literatura, que es mucho más que redactar e incluso narrar, y que no depende de lo que se esté contando. En Perorata del apestado, su primer -y quizás más famoso- libro, sitúa a un grupo de personajes en 1946, en un sanatorio para tuberculosos de la Conca d’Oro. El tema es la muerte. Me han venido a la cabeza, leyéndolo, Cunqueiro y Calvino (Italo). NOTABLE.

• Como no tengo ahora paciencia para novelas, y tengo buen recuerdo de Un mes con Montalbano, busco otra colección de relatos de Camilleri. La Nochevieja de Montalbano. Se me hacen más pesados esta vez. Y eso que el italiano es original en todas las historias y eficaz siempre en el modo de llevar las narraciones. Y el comisario está muy conseguido. Creo que el problema soy yo. BIEN.

Aforismos de Miguel Ángel Cercas

A mi me gustan los aforismos ingeniosos e inteligentes siempre que sean también positivos. Y de estos hay muchos en el nuevo libro que ha escrito mi hermano. Hay sabiduría práctica, humor, experiencia en relaciones con los demás y sentido trascendente. También juegos de palabras, inversión del sentido en frases hechas y referencias a la actualidad. Entre tantas ocurrencias siempre se deslizan algunas obviedades y pensamientos descontextualizados, pero en general el nivel medio es más que aceptable y el porcentaje de aciertos más alto de lo común en este tipo de libros. Claramente recomendable. Por prescripción médica.

Aquí les copio mis favoritos:

• Tranquilo, nunca serás lo que no fuiste.
• Que nada se pierde por probar habría que demostrarlo.
• Tranquilo si lo que no has hecho es lo más relevante de tu biografía.
• Lo complicado es falso.
• Lo peor de ser cartujo son los consejitos de los ateos para ser un buen cartujo.
• Puede parecer extraño, pero ser bueno y que te vaya bien tienen sus cositas en común.
• Diez minutos para planificar tu semana; una semana para planificar tu año; una vida para planificar tu cielo.
• Haz lo que tengas que hacer, aunque te guste.
• ¿Y qué pasa con las razones de la razón que el corazón no entiende?
• Cinco minutos al día pensando en tu muerte te da la justa medida de los 1435 restantes.
• La tontería de decir que lo hiciste porque eres tonto en vez de bueno.
• Tranquilo, digas lo que digas, eres lo que haces.
Aquí les enlazo una selección más amplia.