Tres lecturas francesas: Príncipe de Ligne, Montesquieu y Maistre

Dos libros de breves pensamientos que me han gustado mucho. Al Príncipe de Ligne lo busqué por recomendación de Leys. Esta antología de Pre-Textos contiene aforismos, breves retratos y trozos de cartas. Es un pensador ameno y sensato, buen conocedor del mundo, diplomático y militar.  NOTABLE.

Los Pensamientos diversos de Montesquieu son aún de más calidad: por el estilo, por la finura y por la profundidad. Por ahora, de lo mejor que he leído este año. Les digo algo más otro día, de este y del anterior. NOTABLE.

El célebre libro de Maistre (Viaje alrededor de mi cuarto), escrito aprovechando una temporada en reclusión, no está, creo, a la altura de su fama, más allá de la original concepción. Entre la introspección interior y el análisis de la vida, para no conducir realmente a gran cosa. Al menos es breve. BIEN.

Lazarillo de Tormes

Mi crisis de lectura de ficciones me lleva de vez en cuando a los valores seguros. Acabo de empezar una relectura de La Celestina y he terminado la del Lazarillo. Es un libro sensacional en todo, el estilo, el ritmo, la invención. Es también triste y duro en su anticlericalismo, su brutal realismo, su inolvidable descripción de la lucha contra el hambre. Los tres primeros capítulos son extraordinarios. Luego, ya no se añade mucho más o son piezas incompletas. El capítulo final es amargo. Un libro breve que todos leímos/estudiamos de niños pero que saborearemos mucho más como adultos, por gusto.

Boswell. Vida de Samuel Johnson

Una lectura de la que me siento especialmente feliz. He empleado en ella más de un año, con paréntesis, y ninguna de las veces que me he acercado al libro me ha defraudado. Por primera vez (2007) se publica íntegra en español (como no, en Acantilado) esta monumental biografía de dos mil páginas. Se recorre año a año la vida del famoso hombre de letras del XVIII (1709-1784), con más detalle a partir de 1763, cuando se conocen Boswell y él. El abogado escocés era treinta años más joven.

Boswell presenta al personaje a través de sus cartas, sus libros, centenares de anécdotas y, sobre todo, sus conversaciones, donde brillaban especialmente su saber y su ingenio. El libro se publicó en 1791. Esta edición se basa en la tercera de Boswell, de 1799.

Nunca había leído una biografía como esta. El biografiado es un personaje lleno de contrastes y de apabullante magisterio y el trabajo de Boswell es impresionante.  Johnson es brillante en sus aciertos (literatura, vida de fe, espíritu compasivo, lealtad a amigos y esposa, ecuanimidad en cuestiones políticas) y perseverante en sus errores (pataletas, brusquedades, opiniones extravagantes sobre las mujeres, los extranjeros, etc). Su cabeza prodigiosa y sus virtudes se imponen sobre sus limitaciones, inevitables en todo ser humano, más cuando es examinado con lupa. La evidente devoción de Boswell no empequeñece el retrato porque las palabras, los textos y los hechos del biografiado lo sostienen solos.

El tamaño del libro desanimará a muchos, y posiblemente también no saber nada previamente (como me ocurría a mi) de Johnson, al parecer muy conocido en el ámbito británico (su diccionario, sus artículos, sus biografías) pero no tanto en el hispánico.

He tomado innumerables notas, que pienso disfrutar ordenando y releyendo y me he hecho con varias cosas de Johnson: su libro sobre Shakespeare,  una selección de artículos y una novelita filosófica llamada Rasselas, y tengo localizadas en papel sus Vidas de los poetas ingleses.

Comprar el libro en Amazon