Izo. Montale II: Chourmo

Jean-Claude Izzo (1945-2000) es un escritor marsellés. Poeta y comunista. Inició en 1995 su trilogía sobre la Marsella criminal vista a través del policía Fabio Montale, célebre en el noir europeo. La primera, Total Khéops, es la más famosa.

Montale:  “Cada año tacho de mi agenda los nombres de los amigos que habían dicho una frase racista. Desprecio a los que solo aspiran a un coche nuevo y vacaciones en el Club Mediterráneo. Olvido a todos los que han jugado a la Loto. Amo la pesca y el silencio. Andar por las colinas. Beber Casis fresco. Lagavulin u Oban, en la noche cerrada. Hablo poco. Tengo opiniones sobre todo. La vida, la muerte. El Bien, el Mal. Me vuelve loco el cine. Me apasiona la música. Ya no leo novelas de mis contemporáneos. Y, sobre todo, detesto a los que no toman partido, a los tibios”.

Esta segunda es más embrollada en la trama. Parecidos ingredientes (Mafias –La pègre-, droga, policías corruptos, árabes, racismo, terrorismo) pero más confusa y sin la novedad de la figura de Montale y de sus amigos de infancia. La primera tenía un componente humano mas fuerte. Montale, después de un año retirado, se ve envuelto en la investigación de dos muertes. Barriadas periféricas e inmigrantes, paro, problemas sociales. La protagonista real, de nuevo, Marsella.

Comprar el libro en Amazon

El leopardo. Jo Nesbo

Ya sabemos lo que vamos a encontrar. Historias largas, bien estructuradas, con clímax (varios) bien repartidos y un montón de pistas falsas antes de llegar al final del recorrido. Las novelas de Nesbo son intensas, con violencia dosificada pero fuerte y con personajes bastante extremos, empezando por el mismo Harry. Sigue gustándome más Petirrojo, la primera que leí (tercera de la serie pero la primera que salió en España). Todas son buenas, incluida esta octava. Si no se han leído las anteriores hay cosas que se pierden. Aún pendientes Fantasma (9), Policía (10) y La sed (11), que acaba de salir.

El problema de estos libros, partes de una larga serie, es que es inevitable caer en repeticiones, incluso para una mente tan fértil como la del noruego, siempre capaz de sacar de la chistera psicópatas cada vez más torturados (y torturadores). En algún momento me he perdido un poco con la trama y la parte media se me ha hecho larguilla.

Comprar el libro en Amazon

Falcó, el espía de Pérez-Reverte

falcoMe lo podía haber ahorrado. Me he pasado media vida defendiendo a Pérez-Reverte, pero ya con sus últimos libros ni lo había intentado. Siempre es lo mismo pero, al menos, de él esperamos entretenimiento. Ahora le concedo una tregua con su espía en la GC española. Y vuelvo a tener la impresión de estar leyendo siempre el mismo libro.

Alatriste me caía bien pero este nuevo personaje es bastante impresentable. En palabras del autor: “Es un tipo amoral, sin escrúpulos, sin ideología; es un mercenario de sí mismo, un golfo, un vividor, un mujeriego, un asesino. También encantador, guapo, simpático, elegante. Me permito el lujo de no darle una ideología, de hacerlo un oportunista. Falcó es amoral, carece de códigos”. Qué más se puede añadir a esto.

Básicamente cuenta el plan de rescate de José Antonio de la cárcel de Alicante. Es entretenido y la ambientación es cuidadosa (P-R es un profesional). Pero, con un personaje así, ¿qué se puede hacer?

Comprar el libro en Amazon