Fred Vargas premiada con el Princesa de Asturias de las Letras

Desconfío un poco menos de los premios sólo cuando los dan a escritores que me gustan. Me alegra el Princesa de Asturias a Fred Vargas, ampliamente comentada en este blog. Voy dilatando como puedo el placer de leer la última de Adamsberg, en mi poder hace ya más de un mes. Si no conocen aún a la autora, empiecen por la primera del inefable inspector, El hombre de los círculos azules. Si no hay flechazo, ustedes se lo pierden.

Otras inquisiciones, El hacedor y Autobiografía de J. L. Borges

• Sigo avanzando con mi proyecto Borges para 2018. Después de sus comentarios literarios (por ejemplo, los de sus libros de Prólogos) colocaría por importancia sus breves ensayos. En Otras inquisiciones se habla por ejemplo de los precursores de Kafka y del culto de los libros.  También están el antisemitismo, el nazismo, las alegorías en las novelas, el clasicismo en la literatura, el suicidio y la redención, el infinito, la lectura cabalista de la Escritura, los nombres de Dios, el infierno, el panteísmo. Va rastreando temas sorprendentes en la literatura, que parece conocer de forma universal. Relaciona, opone, concluye, inventa. Es difícil no tomarlo en serio mientras lo estás leyendo.Una originalísima percepción de la realidad.

• Luego situaría sus relatos. Por ejemplo, los incluidos en El hacedor (que también incluye poemas) que él contaba entre sus mejores libros. Ahí encontraremos el célebre Poema de los dones y su Arte poética.

El libro concluye con el célebre párrafo:

Un hombre se propone la tarea de dibujar el mundo. A lo largo de los años puebla un espacio con imágenes de provincias, de reinos, de montañas, de bahías, de naves, de islas, de peces, de habitaciones, de instrumentos, de astros, de caballos y de personas. Poco antes de morir, descubre que ese paciente laberinto de líneas traza la imagen de su cara.

• También interesante la Autobiografía de J. L. Borges, lo más largo que escribió. Retrato intelectual y moral con inteligencia, humor sutil y perfección en el uso del lenguaje. Su padre y su biblioteca, Cansinos, Macedonio, Bioy, Schopenhauer, Lugones, La Divina Comedia, la amistad, sus trabajos, sus viajes y conferencias, etc.

• El primero de los libros a cuatro manos que escribió con Bioy es Seis problemas para D. Isidro Parodi. Es indescriptible. Se sueltan la melena, juegan. Me he acordado de la imaginación del posterior Bolaño. Son relatos llenos de guiños a sus autores favoritos. Nadie habla así.  Es más interesante dejarse llevar por la verborrea loca de los autores que intentar seguir los casos.

El otro, el mismo, es el libro de poemas que sigue a El hacedor. Bellísimos sonetos, homenajes a numerosos autores. Era su libro de poesía preferido.

GuardarGuardar

Halfón, Leonard, Vuillard y otros picoteos

• He terminado por derribo El amante de DURAS. No me ha gustado el estilo y no me ha cogido la historia, por otro lado del todo inmoral.
APROBADO.

• Lo último de SHRIVERLos Mandible (Anagrama, 2017)- merece poco la pena. Demasiados personajes, demasiado estrambóticos, poco desarrollados. No parece la misma autora del impactante libro de Kevin.
APROBADO.

• En cambio, está bastante bien Monasterio, de HALFÓN (Libros del Asteroide, 2014). Cómo vive un judío no practicante la boda de su hermana en Jerusalén con un ultraortodoxo. Breve, significativo e inteligente. Entreteje biografía (la muerte de su abuelo polaco) y anécdotas históricas (el corazón de Chopin, el número tatuado de Primo Levi,…). Va descubriendo el país con malestar creciente. Sencillo y lírico. Un libro sobre la identidad, y la intolerancia religiosa.
BIEN.

• Los relatos de LEONARD recogidos en El tren de las 3:10 a Yuma y otros relatos del Oeste (Valdemar) no son tan buenos como las dos novelas cortas que les comenté, pero entretienen.
BIEN.

CONNOLLY. El invierno del lobo. Episodio 13 de la Serie Charlie Parker. Ya ha llovido mucho desde Todo lo que muere, la impactante novela que inauguraba la serie en 1999. Aquí se reúnen varios de los oponentes de Parker en anteriores entregas. No es de las mejores pero hay alguna más flojilla.
BIEN.

VUILLARD ganó el año pasado el Goncourt con El orden del día (Tusquets, 2018). Breve recreación de los comienzos del nazismo. Una reunión de industriales que deciden financiar el nuevo régimen. Reuniones previas a la invasión de Austria, intrigas con el Canciller. No hay nada nuevo. Enésima versión de ¿cómo pudimos permitir que llegara a ocurrir esto?
BIEN.

GuardarGuardar