Persépolis (Satrapi) y Arrugas (Roca)

• Persépolis es la célebre novela gráfica de Marjane Satrapi. La autora cuenta su vida y analiza su país. Nace en 1979, en 1984 se marcha a Austria por cuatro años y luego emigra en 1994 a Francia. El cómic es una revisión crítica y a veces irónica de la república islámica de Irán. Los temas son el patriotismo, la familia, el trato a la mujer y la religión. En su juventud rebelde toma varias malas decisiones. Coqueteos con el anarquismo. Reducción del feminismo a liberación sexual. No resulta casi nunca especialmente emocionante y los dibujos son flojos. APROBADO.

Otro cómic que he leído recientemente es Arrugas, del español Paco Roca. También (como Persépolis) con adaptación al cine. Retrato realista y deprimente del Alzheimer. Conozco en la realidad parientes y cuidadores generosos y pacientes. En esta historia no salen. APROBADO.

Asesino, de Jacamon y Matz

Asesino es un cómic belga del 2005, dibujado por Jacamon y Matz. El tema es bastante evidente, el retrato psicológico de un matón a sueldo. Entre golpe y golpe reflexiona: estar en paz con uno mismo, soledad, no lamentarse de nada, en el fondo no soy el único malo, la conciencia, vivo en un mundo de mierda, la justicia que uno administra no es inferior a cualquier otra, el valor del dinero,..Vamos, una alegría. La trama para colmo es endeble a pesar de desarrollarse en cinco libritos.

“Si la vida es algo que puede acabarse así, cuando sea y como sea, entonces es que no vale gran cosa”. Esto resume esta triste historia de la que pueden prescindir sin pensarlo treinta segundos. Por lo demás, los dibujos son bastante buenos. Se incluyen algunas viñetas más propias de una publicación para adultos que vayan buscando otra cosa.

Tardi

“Me paso la vida haciendo el gilipollas (…), pero en todos lados es la misma mierda”.

Esto opina Gerfaut, el ejecutivo de la novela de Manchette adaptada al cómic por Tardi. Es una historia negra llena de pesimismo existencialista.

Noveno arte y novela policiaca. Tardi también ha adaptado varias historias de Leo Malet, entre ellas Calle de la Estación, 120, ya comentada en este blog. La balada de la costa oeste no está mal y los dibujos son más que aceptables. La historia evidentemente recortada sigue teniendo sentido.