Bunker y Bolaño

No hay bestia tan feroz (1973), la novela de Bunker, él mismo ex presidiario, cuenta la historia de un inadaptado que intentó débilmente, al salir de la cárcel, vivir dentro de la ley. Hasta que se cansó. Y eso ocurrió pronto. Desde ahí la novela es una interminable descripción de preparación y perpetración de delitos. APROBADO

Nocturno de Chile no es de las mejores novelas de Bolaño. Un crítico literario recuerda su vida. Bolaño enlaza historias (un encuentro con Jünger, la historia de la Colina de los Héroes o Heldenberg, Pío II) en un único e infinito párrafo, justo exponente de su prosa verborreica. APROBADO

Saunders. Lincoln en el Bardo. Premio Booker 2017

El escritor norteamericano (1958) gana con esta original novela el Booker de 2017. Una noche de febrero de 1862, en plena guerra civil, muere el hijo de Lincoln con once años, y va a parar a una especie de limbo de transición (tomado del budismo). La mente se libera del cuerpo y se convierte sólo en pensamiento y el alma del niño entabla a lo largo de esas horas conversaciones con los espíritus de numerosos fantasmas.

La novela se apoya en un artificio arriesgado y exigente para el lector común. La filiación posmoderna del autor (explorar, desconcertar, innovar) le lleva a valerse al mismo tiempo de personajes reales, de un coro de fantasmas, de cartas y documentos y de citas (inventadas o no) de libros de historia. Una polifonía de más de cien voces, un collage lioso que requiere mucha atención para no perder el hilo de las diferentes historias y perspectivas. Además de la tragedia familiar del Presidente, se examinan la situación del país y las vidas de diversos estratos de la sociedad a través de numerosos personajes de distinta extracción.

Saunders es budista practicante, y era conocido sobre todo hasta ahora por sus colecciones de relatos y sus libros para niños. El libro es complejo y de discreto interés, a pesar de la relevancia del premio inglés que ha cosechado.

Leys. La muerte de Napoleón

Leys fantasea en esta breve novela sobre cómo podía haber sido la salida de Napoleón de Santa Helena. Su ucronía inventa un doble que permanece en la isla y un viaje para el emperador que termina llegando a París vía Bélgica, donde conoce a una viuda vendedora de melones. El destino de Eugène Lenormand, nombre con el que viaja, no coincide exactamente con lo que sucedió en la realidad.

La invención es afortunada y da pie a todo tipo de situaciones ingeniosas. Eugène Lenormand, antes dominador de Europa pero también un ser endeble e inepto para todo lo manual, es tratado con frecuencia con hostilidad e insolencia; visita Waterloo y oye las explicaciones del guía, un supuesto veterano de la Grande Armée; entretiene los sueños de grandeza con requerimientos más inmediatos de alcance modesto, etc.

El estilo del escritor belga es excelente para el artículo y el ensayo breve. No brilla tanto en esta corta ficción, la primera y única que escribió. Aunque el carácter del emperador y de otros personajes es mostrado con sus acciones y palabras, la narración tiende a la digresión. El ritmo irregular en el desarrollo de la trama, cierta rigidez en los diálogos y una débil imaginación en algunas peripecias hacen de Leys un narrador sólo discreto, por debajo del nivel que muestra en otros campos. El libro se lee con agrado aun siendo una buena idea no del todo aprovechada.

La novela es de 1986. Se publicó en España hace treinta años (Anagrama, 1988) y vuelve a reeditarse ahora con una nueva traducción. En Reino Unido se hizo una película en 2001, Mi Napoleon, basada en la novela.