Perdón. Ida Hegazi

Asfixiante historia de amor y posesión. Ella es profesora en una guardería (21 años) y él estudia Filosofía (26 años). Desde el principio muchas mentiras. Algo pasa. La historia que se cuenta es un desastre: trauma infantil (muerte de hermano y palizas a la madre), suicidio final. Todo bastante deprimente. Pienso que no merece la pena leer el libro.

Comprar el libro en Amazon

Cinco horas con Mario. Delibes

Un proyecto del que aún no he hablado aquí, me parece, es que voy releyendo poco a poco mis novelas favoritas de Delibes. Así, por ahora, El camino, Mi idolatrado hijo Sisí, Señora de rojo sobre fondo gris y, ahora, Cinco horas con Mario. Me ha parecido de nuevo un libro extraordinario, demoledor como retrato de época. La voz de Menchu muy conseguida y el largo monólogo muy bien llevado de principio a fin: repeticiones, modismos y dosificación de informaciones. Ella lleva muchos años cayéndome mal y la cosa no ha mejorado. Su agotadora y mezquina cháchara, su falta de miras y sus torpezas resultarían sólo patéticas si al menos no se sintiera orgullosa de ellas. Consigue ensuciar todo lo que toca: la patria, los pobres, los intelectuales, los padres de él y de ella, el legítimo deseo de ascenso social, la religión, la fidelidad matrimonial. Sólo la salva que quiere pedir perdón, algo que ya no puede obtener.

…, con la carrera que me di para contarte lo de Maximino Conde y la hijastra, un argumento de película, fíjate, que toda la ciudad pendiente, total para nada, y sí que era un poco así, lo reconozco, tirando a verde, pero en la novela, al final, haciéndole reaccionar a él en decente, quedaba inclusive aleccionadora.

Comprar el libro en Amazon

Gunnarsson. Adviento en la montaña

Un pastor islandés acude cada año a la montaña el primer domingo de Adviento. Busca ovejas perdidas y se hace acompañar de su perro y de un carnero, animales fieles y expertos en el acarreo de ganado. Benedikt tiene 54 años y hace eso desde los 27. Es un hombre sencillo, austero, servicial, sacrificado y valiente, y por tanto querido por todos. Disfruta de la naturaleza y tiene una especial relación con sus dos animales.

Se suele destacar la maestría y el valor simbólico de esta breve novela del escritor islandés, la primera suya que se traduce al castellano. Realmente el personaje y su sentido religioso nos ganan y aquí y allá leemos cosas bien dichas como estas:

Nada hay demasiado pequeño en el mundo que no pueda prestar un servicio, y nada tan miserable que no pueda ser consagrado por medio del servicio.

Nunca pasan cosas tan terribles como las que uno es capaz de imaginarse.

Además, ¿no era toda vida un sacrificio? claro, pero sólo si es vivida de la manera adecuada. ¿No está ahí el enigma, en el hecho de que la fuerza creadora viene de dentro, de la negación de uno mismo, y en el de que toda una vida que no es sacrificio no es más que una forma de injusticia que nos aboca a la destrucción?

Como novela, a mi no me ha atraído especialmente. El exceso de despojo y simplicidad tampoco son buenos, puede llegar un momento en que te quedas sin historia.

Comprar el libro en Amazon