Isaac Rosa. Feliz final

Antonio y Ángela acaban de romper tras trece años juntos y dos hijas. Para él es su segundo matrimonio. La novela empieza por el final, el fracaso y, desde ahí va hacia atrás, recorriendo todo el camino que ha seguido la pareja. Esta original estructura temporal se nos muestra mediante la sucesión de voces de los dos protagonistas. Sólo habla uno o habla el otro. Unas veces monopolizan un capítulo, en otro se van alternando e incluso llegan a compartir página en dos columnas paralelas.

La novela aborda de forma exhaustiva y realista las situaciones a las que se enfrentan todas las familias cada día: los padres de uno y otro, los hijos, los celos, la incertidumbre, las presiones del trabajo, la pérdida de independencia, los peligros de otros enamoramientos, la infidelidad, las dificultades en la comunicación, el envejecimiento, la importancia del perdón, etc. Es interesante el contraste de las dos visiones sobre el mismo hecho. La vida sexual de la pareja aparece reflejada con detalle y abundancia en sus sucesivos vaivenes.
Continuar leyendo “Isaac Rosa. Feliz final”

Joseph Roth y Carmen Machado

ROTH, J. Jefe de estación Fallmerayer. Buscando ficciones cortas me encuentro con esta novelita de Roth (Joseph) que narra la historia de una obsesión amorosa. 1914, el jefe de estación es testigo de una siniestra catástrofe ferroviaria. Aloja en su casa unos días a la condesa Walewska, rusa, y se enamora de ella. Esta pasión pondrá toda su vida patas arriba. Nada del otro mundo. APROBADO.

MACHADO, Carmen Mª. Su cuerpo y otras fiestas. Debut literario de la escritora norteamericana. En su curriculum aparece su participación el el célebre Iowa Writers’ Workshop. En muchas de estas historias, publicadas previamente en prestigiosas revistas norteamericanas, se nota que busca epatar. El estilo, la estructura y el lenguaje son habitualmente brillantes. Los temas son casi siempre sexuales cuando no rozan lo pornográfico. APROBADO.

Bufalino y Camilleri

Bufalino es un escritor de singular personalidad y estilo. Gusta de la hipérbole y del exceso poético, posee un universo verbal  barroco y sumamente expresivo. Tiene el aire inconfundible de la literatura, que es mucho más que redactar e incluso narrar, y que no depende de lo que se esté contando. En Perorata del apestado, su primer -y quizás más famoso- libro, sitúa a un grupo de personajes en 1946, en un sanatorio para tuberculosos de la Conca d’Oro. El tema es la muerte. Me han venido a la cabeza, leyéndolo, Cunqueiro y Calvino (Italo). NOTABLE.

• Como no tengo ahora paciencia para novelas, y tengo buen recuerdo de Un mes con Montalbano, busco otra colección de relatos de Camilleri. La Nochevieja de Montalbano. Se me hacen más pesados esta vez. Y eso que el italiano es original en todas las historias y eficaz siempre en el modo de llevar las narraciones. Y el comisario está muy conseguido. Creo que el problema soy yo. BIEN.