TRES LIBROS de aforismos

Si tuviera que elegirlos me quedaría con estos:

Meditaciones, de Marco AURELIO (180)
Oráculo manual y Arte de la prudencia, de Baltasar GRACIAN (1647)
Pensamientos, de Blaise PASCAL (1669) [En la foto]

Son libros redondos, perfectos, útiles para la vida, citables y meditables sin descanso. Marco Aurelio es extraordinario, si además hubiera sido cristiano sería perfecto. Sin la fe, sólo llega a donde llega. Aunque no es poco. Gracián tiene un punto de cínico que lo afea, pero casi todo lo que dice del hombre es verdad. Pascal es más duro de leer y no me interesa igual en todas sus partes, pero es imprescindible.

También me gustaron, pero menos:
De la antigüedad clásica: Catón, Epícteto y Marcial.
Del XVII francés: Chamfort, La Rochefoucauld y Joubert.
Del S. XX: Bierce, Canetti y Litchenberg,

Joubert

Joseph Joubert (1754-1824) fue un pensador francés de gran cultura y carácter indolente. Fue un hombre de agudo ingenio y gran prestigio en vida, frecuentado por las mejores cabezas del momento, invitado habitual en las tertulias de la aristocracia intelectual bonapartista. Fue un escritor sin obra. No publicó nada en vida. Llevaba unos cuadernos o diarios donde recogía sus reflexiones. Chateaubriand publicó en 1838 un Recueil de pensées de M. Joubert, una selección de sus pensamientos. Mucho más tarde, se publicaron en Francia sus cuadernos al completo, bajo el título de Carnets. Estos han sido traducidos al inglés por Paul Auster, gran admirador de Joubert. También se han publicado en nuestro país vecino Ensayos (Essais) y Cartas (Lettres).

En 1995 Carlos Pujol preparó para Edhasa una selección de Pensamientos y ahora la Editorial Periférica publica un librito con unos 300 aforismos en torno a los temas arte y literatura.

El lenguaje es sencillo y transparente, son aforismos de ideas bien condensadas. A Joubert le interesa más la estética que la moral, alejándose así de las obras religiosas de Pascal, de la caracteriología de La Bruyère o de las ácidas críticas sociales de La Rochefoucauld o de Chamfort.

Es muy certero en casi todo lo que dice y lo dice bien y claro. Un librito claramente recomendable aunque sabe a poco, a ver si alguna editorial se anima y nos ofrecen la edición completa.