Nadal, Federer, Walter Benjamin y C. S. Lewis

Desembalo mi biblioteca, de Walter Benjamin (filósofo, historiador, crítico de arte, crítico literario y traductor) reúne textos escritos antes de 1933 y giran en torno a su gran pasión, los libros. Quince cambios de dirección en cinco años es un curriculum que da para hablar de embalar y desembalar libros. Los otros artículos son sobre libros de locos, libros infantiles, «novelas de criadas» (folletines), textos sobre los jeroglíficos, la pirámide de Navidad y los juguetes rusos. BIEN

Antonio Arenas y Rafael Plaza han escrito un entretenido libro sobre Nadal y Federer. El eje cronológico es un año normal del circuito con su alternancia de Master 1000 y Gran Slam. Se centra en 2017 pero van repasando la historia de ambos en cada torneo. Se muestran muchas cosas de sus respectivas personalidades y de la buena relación que mantienen fuera de la pista. BIEN

Si Dios no escuchase, Cartas a Malcolm, es un libro póstumo de C. S. Lewis sobre la eficacia de la oración. ¿Tiene sentido que pidamos cosas? ¿no ocurre siempre, de todas formas, la Voluntad de Dios? ¿no es mejor simplemente adorar? Es un libro que me ha dejado una impresión algo confusa en cuanto a sus conclusiones. Tengo que volver sobre él. BIEN

Max Perkins, editor de libros. A. Scott Berg

Max Perkins (1884-1947) es un mito en el mundo editorial norteamericano. Representa como pocos el papel del editor como alguien que sabe hacer rendir al máximo el talento de un escritor.

Este libro largo es una extraordinaria biografía que retrata al hombre y al empresario. Muy bien armada la relación entre lo personal y su trabajo. Se centra en sus relaciones con Thomas Wolfe (el de El tiempo y el río; no confundir con Tom Wolfe, el de La hoguera de las vanidades), Scott Fitzgerald y Hemingway pero también es mostrado como esposo, padre y amigo. Era un hombre de grandes cualidades y mucha capacidad de trabajo, y es difícil no sentirse atraídos por su personalidad. Leal, honesto, paciente, estimulante, virtudes necesarias en muchas otras facetas de la vida.

La biografía resulta prolija (aunque apasionante) en algunos momentos, como en el minucioso relato del interminable proceso de editar los libros de Wolfe, pero siempre es interesante e ilustrativa. Imprescindible para los interesados en el mundo de la edición y en la literatura norteamericana del S. XX (especialmente en la Generación Perdida).

La película inglesa de 2016 está bien, aunque aborda una parte mínima del libro y está muy centrada en Wolfe.

Belloc. Biografía escrita por Pearce

Escritores conversos me dejó ganas de conocer más a varios autores, sobre todo al anglofrancés Belloc. Así que he leído con mucho interés esta biografía escrita por el mismo autor del libro mencionado.

Belloc fue un monstruo de la naturaleza, casi a la altura de Chesterton, con quien le unía una gran amistad. Periodista, orador, conferenciante, escritor. Precoz polemista encendido permanentemente por la defensa de la fe católica y por su concepción política de la sociedad. Pletórico de joie de vivre. Destacó como esposo, como padre y como amigo, escribió miles de páginas sobre un número similar de temas y todo lo abordó con inteligencia y amor a la verdad. ¿Cómo conocemos tan poco en nuestro país a un escritor así? Me anoto un par de títulos que están en español (El camino de Roma y Europa y la fe) y, por si acaso, algunos de los históricos (Napoleón, Richelieu o Robespierre).

Muy recomendable.

GuardarGuardar