Zagajewski

Acabo de terminar En la belleza ajena (2000) de Adam Zagajewski (Polonia, 1945).

Responde a mi perfil favorito de libro en estos últimos años: diario-memorias de escritor que habla de sus libros, sus lecturas, sus amigos, sus gustos, sus viajes, etc. Este tiene el inconveniente para mi de que no he leído nada de lo que ha escrito y de que sus intereses no son exactamente los míos. Le encanta la poesía, los existencialistas (sobre todo para discutirlos) y la filosofía. Paseos, París, Cracovia, Cioran, Gombrowicz, Bergson, disidencia política, profesores, amigos, familiares, algunos aforismos…una amalgama de cosas muy agradable de leer pero que temo que no generará para mi nuevas lecturas.

De todos modos, lo le leído con gusto, he tomado algunas notas y he agradecido su estilo claro y su cultura.

Viktor Frankl en busca de sentido

Hoy hace 10 años que murió Víktor Frankl, psiquiatra vienés inventor de la logoterapia y creador de excelentes libros de pistas sobre el sentido de la vida.

Es imprescindible leer al menos El hombre en busca de sentido. Es uno de esos raros volúmenes que te marcan para siempre, que influyen de verdad.

Me ha interesado este artículo que he leído en Zenit.

Kafka y su padre

Rescato esta nota:

Termino la lectura de la Carta al padre de K. Texto breve y cómodo que admite lectura en la pantalla del ordenador. Aún no he llegado a entender la importancia fundante e indiscutida de este autor. He leído pacientemente y sin gusto sus novelas (Proceso, Castillo, América), algunos de sus relatos (que algunos, ej. Marías, encuentran mejores que las aquellas) y ahora esto. Dicen que lo mejor son los Diarios. Esta carta explica mucho de su personalidad, que se me ocurre resumir en una palabra: inseguridad. Llevada al límite, hizo necesaria la intervención motu propio de Brod para que nos llegara su obra. Padre autoritario, insensible, duro en extremo con los demás, sin ninguna confianza en/con su hijo. Hijo débil, falto de confianza en sí mismo, con sentimiento de culpa, constantemente humillado por un padre al que sólo se dirige tartamudeando. K miedoso, vacilante y desconfiado, víctima de la tiranía psicológica de papá K.

Copio:

“A veces me imagino el mapamundi desplegado y tú extendido sobre él de parte a parte. Y me parece entonces que para mi vida sólo pueden tomarse en consideración aquellos lugares que tú no cubres o que no están a tu alcance. Y esos lugares, de acuerdo con la idea que tengo de tu tamaño, son muy escasos y nada confortantes, y particularmente el matrimonio no se encuentra entre ellos”.

Continuar leyendo “Kafka y su padre”