Kafka. Narraciones cortas

Creo que ya sólo me queda por leer de Kafka sus epistolarios. Lo que más me gustó fueron sus Diarios, bastante menos sus novelas largas (editadas póstumamente y algunas inacabadas), y algo más las cortas y relatos, que es lo que ahora he concluido. Destacan sobre todo la archiconocida La transformación, La condena y En la colonia penitenciaria. Están bien algunas de las piezas cortas de Un médico rural, Contemplación y Un artista del hambre.

Nunca he compartido el grado de entusiasmo por Kafka que hay entre muchos buenos lectores, pero aprecio su importancia y me gusta su estilo inconfundible de periodos largos y precisos, su prosa expresionista y su tono forense-administrativo-burocrático. Tiene una gran imaginación, más evidente aún en las piezas cortas, todo es original y siempre quiere decirnos algo. Con Kafka el camino siempre es satisfactorio, independientemente de la anécdota y el final. Su estilo hipnótico, ver en lo que se fija (a veces apenas una situación, o una sensación), el uso frecuente de la primera persona. Si pueden, busquen la edición del Círculo de Lectores / Galaxia Gutemberg de la obra completa.

De noche, bajo el puente de piedra. Perutz

Jakob Meisl, estudiante de medicina, cuenta estas historias, quince relatos relacionados entre sí.  Varios personajes judíos en la Praga del XVI, el emperador Rodolfo II, el rico Mordejai, su bella esposa Esther y el rabino Loew entre ellos. Parece ser el libro más célebre del escritor checo, famoso por algunas de sus novelas históricas. Mezcla lo real y lo fantástico, hay ironía y varios oblicuos acercamientos a un mismo hecho. Un libro de calidad, aunque a mi se me ha hecho pesado.

Cuentos breves y extraordinarios (selección Borges-Bioy)

Uno de los frutos de la colaboración literaria entre Borges y Bioy Casares fue la elaboración de antologías: poetas argentinos, los sueños, relatos policiacos, fantásticos, etc.

Con Borges detrás abundan Tigres, laberintos, espejos y sueños. Incluso sueños dentro de sueños. Las fuentes son Oriente, lengua inglesa y escritores argentinos, básicamente.

Aquí están Ciceron, Búber, Baroja, Silvina Ocampo, Laotsé, O’Henry, Kafka, Alfonso Reyes, Machen, Denevi, Burton, Cocteau, Swedenborg y multitud de escritores árabes, indios y chinos. Y, naturalmente, Las mil y una noches, Chesterton, Gibbon, Stevenson y Wilde.

Ojo, el tamaño de las piezas invita al peligro del atracón. Premian la sorpresa, la imaginación y la claridad narrativa, cualidades de una historia bien contada.

Lo esencial de lo narrativo está, nos atrevemos a pensar, en estas piezas; lo demás es episodio ilustrativo, análisis psicológico, feliz o inoportuno adorno verbal.

Me anoto para investigar algún día estos libros:

Henry Michaux, Un Barbare en Asie
Samuel Butler, Note-books
Logan Pearsall Smith, Trivia
Paul Valéry, Histoires Brisées
Tallement des Réaux, Historiettes

Me han gustado mucho por ejemplo estos dos: El indiferente (Baroja) y El cielo ganado (Cristián Taboada).

Comprar el libro en Amazon