Bentley, El último caso de Philip Trent

E. C. Bentley, el amigo de Chesterton, escribe una brillante novela policial de enigma. El último caso de Philip Trent es refinado, british por los cuatro costados, con citas de poesías y canciones, más espeso de lo que se espera en el estilo de un policial, hasta que le coges el aire, y siempre entretenido. Muy adecuado…para los que gustan de este sentido de la acción y del misterio. BIEN.

Ensayos literarios de Stevenson y cuentos de Bábel

• Esperaba más de este conjunto de ensayos literarios de Stevenson. Quizás ha influido que aprecio poco (Fielding, Scott, Poe, Pepys) o no conozco (Burns, Whitman, Thoreau, Villon) la mayoría de los autores de los que habla. Hay tres bloques de ensayos. Sobre la escritura (estilo, realismo, consejos a principiantes), sobre libros (Isla del tesoro y Señor de Ballantrae, Poe, Verne, romaticismo) y sobre escritores (los más largos). Stevenson no habla por hablar, se ve que es un gran lector que profundiza, es ameno e ingenioso. No esperaba esta faceta en un escritor que tengo asociado a cosas muy diferentes. En conjunto, no me parece un libro imprescindible. BIEN.

•  Caballería Roja, de Isaak Bábel, es un conjunto de relatos en torno a la campaña militar contra Polonia, durante la Guerra Civil Rusa. En 1920 el escritor participó en ella como periodista. Visión descarnada y realista de la guerra y la vida en el frente. Heroísmo, horror, miedos, ira. Después de varias recomendaciones, la última de Salter, lo he leído por fin. No me ha llamado la atención tanto como esperaba. BIEN.

GuardarGuardar

GuardarGuardar

Autobiografía del Cardenal Newman

El cardenal Newman se convirtió al catolicismo en 1845, con 44 años. Era presbítero anglicano con una posición intelectual destacada en su iglesia. Su decisión causó gran revuelo. En 1864 escribió este celebérrima autobiografía explicando la evolución de sus ideas teológicas hasta 1845. Fue beatificado por Juan Pablo II en 2010.

El testimonio es valioso. No sentía ninguna simpatía hacia el catolicismo y su proceso le causó no pocas enemistades e inconvenientes personales y de opinión pública. Pero primaba la conciencia y la honestidad intelectual. Es un pensador de primer nivel y un hombre de gran espiritualidad.

El libro abunda en cuestiones teológicas y no es una lectura fácil de abordar sin algunos conocimientos previos. Esta edición de Encuentro está cuidada con esmero. BIEN.