Watchmen

Watchmen aparece en todas las listas que circulan de “mejores novelas gráficas de la historia”, es decir, de la segunda mitad del S. XX.

No termino de entender la diferencia entre novela gráfica y cómic, pero eso importa poco. Esta obra de Alan Moore (guión) y Dave Gibbons (dibujos), de 12 números (un total de casi 500 págs), fue publicada en 1986 y existe traducción en disponible castellano, incluso en la mula.

Es una historia de megalomanía utópica protagonizada por unos superhéroes bastante humanos (demasiado humanos, como diría Nietzsche). En realidad sólo hay un personaje con superpoderes, el resto son atletas inteligentes disfrazados. La historia que cuenta está bien, aunque es densa y en algunos momentos algo desagradable.

Continuar leyendo “Watchmen”

Steinbeck, de lo mejor de la “generación perdida”

Se cumplen cien años del nacimiento del escritor californiano, un autor con fuerza, duro, crudo a veces, con un estilo sencillo y sobrio, muy al servicio de la historia que cuenta, con un tono frecuente de indignación ética y denuncia social. El balance de su obra es sobresaliente: todo lo que ha escrito es literariamente de calidad media-alta y, y esto no es habitual, de una talla moral que lo hace recomendable, casi sin reservas, para cualquier lector. Es un autor ameno, que aficiona a la lectura y que ha firmado dos o tres novelas difícilmente olvidables.

El pasado 27 de febrero un grupo de escolares cantó el happy birthday en el National Steinbeck Center de Salinas (California). Este centro fue inaugurado en 1998 y recibe unos 100.000 visitantes al año. Se celebraba el cien aniversario del nacimiento de un escritor consagrado de las letras norteamericanas pero esos estudiantes eran nietos de algunos de los que quemaban sus libros hace años.

Continuar leyendo “Steinbeck, de lo mejor de la “generación perdida””