Izo. Montale II: Chourmo

Jean-Claude Izzo (1945-2000) es un escritor marsellés. Poeta y comunista. Inició en 1995 su trilogía sobre la Marsella criminal vista a través del policía Fabio Montale, célebre en el noir europeo. La primera, Total Khéops, es la más famosa.

Montale:  “Cada año tacho de mi agenda los nombres de los amigos que habían dicho una frase racista. Desprecio a los que solo aspiran a un coche nuevo y vacaciones en el Club Mediterráneo. Olvido a todos los que han jugado a la Loto. Amo la pesca y el silencio. Andar por las colinas. Beber Casis fresco. Lagavulin u Oban, en la noche cerrada. Hablo poco. Tengo opiniones sobre todo. La vida, la muerte. El Bien, el Mal. Me vuelve loco el cine. Me apasiona la música. Ya no leo novelas de mis contemporáneos. Y, sobre todo, detesto a los que no toman partido, a los tibios”.

Esta segunda es más embrollada en la trama. Parecidos ingredientes (Mafias –La pègre-, droga, policías corruptos, árabes, racismo, terrorismo) pero más confusa y sin la novedad de la figura de Montale y de sus amigos de infancia. La primera tenía un componente humano mas fuerte. Montale, después de un año retirado, se ve envuelto en la investigación de dos muertes. Barriadas periféricas e inmigrantes, paro, problemas sociales. La protagonista real, de nuevo, Marsella.

Comprar el libro en Amazon

Entrevistas de Charbonnier a Borges

En 1967 se publicaron las seis entrevistas que Georges Charbonnier hizo a Borges para la televisión francesa. En ellas le pregunta por sus libros, en particular por los publicados en francés hasta ese momento, y por el quehacer del escritor. Entran en más profundidades de lo esperable para un programa de TV con lo que el conjunto resulta aprovechable. A Borges se le ve a gusto y no escatima piropos a todo lo francés, muy presente en su formación literaria.

La escritura como un juego: “Un poco como el caso del jugador de ajedrez. Hay un problema, una diversión y un gozo”; la importancia de reaccionar ante la belleza, sin necesidad de razonarla;

El asunto del realismo:

El escritor propone símbolos. En cuanto al sentido de estos símbolos, o a la moraleja que pueda sacarse, esto es asunto de la crítica, de los lectores, y no la suya. El escritor escribe su historia; escribe con fidelidad. Quiero decir que es fiel a su sueño, y no a la manera de un historiador o un periodista. Es fiel de otra manera. La historia escrita debe seguir su camino tranquilamente.

La traducción de las intervenciones de Charbonnier no es muy buena.

No es el mejor libro de entrevistas a Borges ni contiene sus mejores comentarios sobre literatura, pero se lee con gusto.

Comprar el libro en Amazon

Diario literario de Léautaud

Paul Léautaud (1872-1956) fue un escritor francés célebre por su Diario. Comenzó a escribirlo con 21 años y lo continuó hasta su muerte. De los 19 volúmenes se publicó una selección en Francia en 1968, que ahora se traduce en España (Fuentetaja 2016, 900 págs).

Trabajó casi toda su vida como empleado en la editorial Le Mercure de France, y esto le permitió independencia económica para escribir a su gusto, ajeno a modas y criterios comerciales. Su prestigio como crítico, su independencia de criterio y la eficacia de su estilo simple y claro le colocaron pronto en el centro de la vida cultural de París, aunque siempre se mantuvo lejos de premios, Academias y camarillas literarias. Nunca se casó para no tener más preocupaciones que la literatura. Tuvo varias amantes. Cultivó un perfil excéntrico por su forma de vivir y de vestir y vivió con gatos toda su vida, hacia los que demostró el amor que no le inspiraba ningún ser humano. Fue un solitario que no desdeñó la vida en sociedad, un hedonista que despreciaba a las mujeres, un francés de espíritu que abominaba de todo patriotismo. Escribió varios libros de memorias y de crítica teatral.

Continue reading