Máximas y pensamientos de Napoleón (selección de Balzac)

Balzac lee todo lo que salió de la pluma de Napoleón y el resultado son estas Máximas y pensamientos.

Filosofía política práctica que mira sólo a mandar, ganar y retener el poder. Imponerse, superioridad. Conocer a los hombres como son (sólo les mueve el interés), desprecio del pueblo. A él no le fue mal. Unos años. En ningún momento se habla de caridad ni de servicio.

Dice el propio Balzac: “Muchas de estas máximas parecerán maquiavélicas, crueles y falsas, y serán condenadas por mucha gente. (…) Hemos creído posible identificar las máximas e ideas concebidas por Napoleón antes del 18 del mes de Brumario, es decir, el periodo en que fue republicano o ciudadano, súbdito o sometido a un poder reconocido por él. Tras esta primera sección, hemos reunido todos los pensamientos relativos al arte militar, que fue el secreto de su encumbramiento y el motor de su imperio. La tercera parte contiene todas las ideas del soberano y las que debieron de sugerirle el ejercicio del poder o su organización. Finalmente, la cuarta parte consta de todo aquello que le dictaron la experiencia y la desgracia, es el grito del moderno Prometeo”.

Aquí recomendé algunos libros sobre el Emperador.

Frenkel. Una librería en Berlín

Me ha decepcionado. El título es engañoso pues sólo se habla de libros en el primer capítulo, y no mucho. Judía polaca (1889-1975), Francia ocupada, en 1921 funda una librería en Berlín, ciudad que deja en 1939. Sigue un periplo hasta que en 1943 llega a Suiza. Este libro lo hemos leído ya muchas veces: miedo, privaciones, gente que va conociendo. Por supuesto tiene el interés de lo real. El 1945 se publican estas memorias. Esta edición española incluye fotos y reproducción de documentos históricos.

Simenon, Casona y Kratochvil

Carta a mi juez. Novela entretenida, de las más famosas del escritor belga dentro de las que no protagoniza Maigret. La confesión detallada de una historia algo morbosa de celos y asesinato.

La barca sin pescador es otra de las obras de teatro más conocidas de Casona. Cruza dos historias, hay un pacto con el demonio y tiene un fondo amable como casi todas sus cosas. No está mal. Hay ingenio y fantasía, simbolismo y carga poética. Carece de la fuerza de los grandes dramaturgos pero siempre es agradable.

Buenas noches, dulces sueños, es una novela de poco interés de Kratochvil que acaba de publicar Impedimenta. La historia que cuenta es bastante surrealista y desconcertante. No he llegado a entender bien lo que pretende y es difícil incluso resumir el argumento. Ni se molesten con ella.