Kempis y Padres del desierto

Este verano he terminado dos libros de espiritualidad cristiana que me han gustado, cada uno por motivos diferentes.

La Imitación de Cristo es un clásico escrito en latín atribuido a un monje alemán del S. XV. Como decía Fray Luis de Granada, “un compañero fiel, consuelo en los trabajos, un maestro en tus dudas, un arte para orar al Señor, una regla para vivir, una confianza para morir, uno que dice de ti lo que tú mismo no alcanzas”. Escrito en forma de frases breves y fácilmente comprensibles. Lo encuentro de actualidad en el S. XXI, para todo tipo de personas que quieran vivir más cerca de Dios.

Sentencias de los padres del desierto recoge una colección amplia de enseñanzas sobre vida cristiana y virtudes. Pequeñas anécdotas, dichos y breves consideraciones. Aunque no vivamos en el desierto como anacoretas y quede lejos el S. IV, muchas cosas son trasladables. Hay ejemplos muy actuales y los hombres, en lo esencial, somos lo mismo entonces que ahora.

Memorias de sor Lucia, vidente de Fátima

Animado por la reciente canonización de dos de los pastorcillos videntes de Fátima, leo las memorias de sor Lucia, recopiladas por el padre Luis Kondor. Son cuatro manuscritos redactados de forma muy sencilla donde habla de las apariciones, de Jacinta y de Francisco. El libro incluye un interesante texto del entonces Cardenal Ratzinger explicando el valor que se da en la Iglesia a las revelaciones privadas.

Interesante por ser algo de primera mano. Pero creo que me hice más idea del asunto de Fátima con el libro clásico de Barthas.

El simpatizante. Nguyen. Premio Pulitzer

El libro es flojo en cuanto a la historia. Es una especie de thriller un poco loco que mezcla interrogatorios, confesiones, el rodaje de una película, historia política y análisis de los sentimientos de un refugiado. Un gazpacho que coge poco. El protagonista es hijo de un sacerdote católico que abusó de una chica de 13 años. El libro está lleno de comentarios insidiosos y blasfemos contra la fe.

GuardarGuardar